Sigue y no pares

Por Ninibeth desde Venezuela

Cuando las cosas van mal, van tan mal que nos hace olvidar las cosas valiosas que tenemos, aquí te las recuerdo yo.
Ser feliz no es sinónimo de no tener problemas, algo que erradamente siempre creemos, ser feliz es saber manejar lo que se nos presenta y aún así seguir adelante.



El dolor es parte del crecimiento

En momentos de la vida las puertas se nos cierran porque es hora de avanzar; y eso se convierte en una buena señal, porque a menudo no nos movemos a menos que las circunstancias nos obliguen hacerlo. Cuando los tiempos son difíciles, hay que recordar que no hay dolor que no venga acompañado de una buena enseñanza. Todo gran éxito requiere de una batalla con sangre, de una herida pero siempre viene con enseñanzas.



Todo es temporal
Si la vida algo nos ha enseñado es que todo tiene un comienzo y un final, todo pasa, para mal o para bien. Siempre que hay una mala racha se llega al momento de que esta finalice, en algún momento el sol saldrá.
Ahora, si las cosas van bien disfruta de ellas, seguramente ese equilibrio no va a durar para siempre en tu vida. De igual manera, si las cosas están mal, en este momento tampoco va a durar eternidades esta situación.


Preocuparse y quejarse no resuelve

Las personas que se quejan siempre  nunca logran nada en su vida. Es mejor tratar de hacer algo grande y fracasar que tratar de no hacer nada y tener éxito. ¿Dónde está el riesgo? Si realmente se cree en algo, hay que seguir intentándolo. Si lo quieres, LUCHA, no hay que dejar que el miedo cierre las puertas que van dirigidas hacia el futuro.
Hoy, el ayer se queda atrás, el mañana siempre será más brillante que el hoy, el verdadero cambio es nunca mirar atrás ni arrepentirse de lo vivido, menos de lo aprendido.


Tus cicatrices son una prueba
Nunca te avergüences de tus heridas, son enseñanzas, son batallas que nunca nunca debes olvidar, pues te hicieron lo que hoy eres. Una cicatriz significa un dolor que ya se sanó, significa la conquista del dolor, una lección aprendida, la cual te hace más fuerte y te lleva a tu presente. Una cicatriz es el tatuaje del triunfo del cual tenemos que estar orgullosos; lo que no debemos permitir es que esa cicatriz nos convierta en su rehén, que llene la vida de miedos, siempre hay que tener claro que las cicatrices desaparecen o se transforman, el punto está en ver tus cicatrices como un signo de fortaleza y no de dolor.


Las críticas de los demás son hojas que se llevará el viento
Sé positivo cuando la negatividad te rodea, sonríe cuando otros traten de acabar contigo; es una manera fácil de mantener el entusiasmo y el enfoque cuando otras personas traten de cambiarlo, sigue siempre siendo tú. Nunca dejes que la amargura de otra persona cambie tu ánimo, y la regla de oro para lograr esto es no tomar las cosas demasiado personales, aunque parezcan serlo; rara vez la gente hace cosas por ti, las hacen por causa de ellos mismos.


SIGUE

No tengas miedo de pedir una copia de seguridad para intentarlo de nuevo, para volver a amar, a vivir, para soñar; no permitas que una dura elección endurezca tu corazón; las mejores lecciones de la vida son aprendidas en nuestros peores momentos y salen de los errores más grandes. A veces hay que pasar por lo peor para llegar a lo mejor.



CONVERSATION

4 ya son Blogger@s:

  1. ¡Brava, Ninibeth! Siempre va bien que alguien nos recuerde estas grandes verdades...

    ResponderEliminar
  2. Me encanto tu columna.!!! ♥
    Hace poco me paso q no queria mas.... a veces uno se ahoga en los problemas..... hay q salir,despejarse y seguir (:

    ResponderEliminar
  3. Fascinada! Con las palabras precisas para ir a por ello sin desmayar!
    Excelente post Nini!
    Saludos.
    Dani..

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top