Cumpliré 29, no se acaba el mundo aún

Por La Criticona desde Chile

Recién me vengo dando cuenta de que, esta semana cumplo 29, me he vuelto un vejestorio. Los últimos días, he venido pensando en cómo ha pasado el tiempo tan rápido, cómo es que ayer me veía en el colegio, pensando que era grande y madura.

Parece que fue ayer que me quejaba por no tener tetas grandes y por tener las piernas demasiado flacas; y ahora, lo único que quiero es poder tener el peso que alguna vez tuve en mi adolescencia. Y es que nadie nos entiende, hace 15 años, quería ser adulta para que nadie me tuviese que decir qué hacer. Ahora; con casi 30 años, lo único que ha cambiado es que, si quiero, hago caso de las cosas que me dicen, pero aún sigo escuchando que me digan qué 
hacer.

Y el asunto es que sólo las cosas cambian un poco; y lo que, en escencia, yo era hace 20 años, lo sigo siendo de alguna forma. Pero eso no se refleja en los números, ésos no mienten y son crueles. Y es que, 29 años pueden ser hartos y suficientes para cuestionarse lo que uno ha logrado hasta ahora; y la verdad es que podemos ser: realistas, pesimistas o creyentes. No sé cuál voy a elegir ser.
"Tengo 29 años y aún no sé qué hacer con mi vida"; "no es para tanto amiga, a todas nos pasa, después de todo, la gente dice que recién se comienza a vivir a los 40, antes de eso, jugamos a la prueba y error."
No estoy tan cagada; aún no cumplo 30, ahí ya no hay nada que hacer. En un año, aún puedo hacer todo lo que dije que haría antes de los 30, pero resulta casi imposible en este momento. Las cosas no fueron fáciles para mí; no daré detalles, ya que no tengo por qué contar mi intimidad, pero las cosas por "ABC motivos", me costaron más. Lo único que pareció fácil y casual en mi vida fue haber encontrado el amor. Por eso, mi madre dice que "me debería sentir pagada", pero uno siempre quiere más.

Actualmente, quiero un trabajo, poder sentirme independiente, éso de no tener que pedir permiso para tirarse un pedo; pienso que puede ser una experiencia religiosa. Y es, precisamente eso, lo que me tiene un poco frustrada. Eso, y por supuesto; una serie de locas decepciones para con las personas que, a veces, creemos que son de tal forma, pero la verdad es que no son como parecen. Aun así, sigo creyendo en la raza humana; es algo que no dejaré de hacer.
"Vas a cumplir 29, ¿ya pensaste en todo lo que tienes que hacer antes de cumplir los 30?"; mi respuesta a esta pregunta tan macabra es: ¡quiero vivir éste y el resto de mi vida sin presiones, POR FAVOR!

No sé si alcance a saldar mis 30 en un año, pero lo que sí tengo claro es que, desde hoy, comienzo a cuidarme la piel como enferma mental. Ya estoy viendo dichas cremas para las arrugas y cuanta vitamina más; no quiero vivir la experiencia de tener que luchar contra los años sin hacer nada al respecto.


Trataré de comer mejor (pero sólo de lunes a viernes), leeré más, tal vez estudie algo y prometo que trataré de ser una mejor persona día a día. No me criticaré tanto ni me autoflagelaré con los números; menos compararme con otro número igual que yo. Mi realidad es mía, y la del o la otra, es otra; válidas, pero no iguales. No son tan distintas, pero ésa es la gracia, la individualidad.

Prometo tomarme la vida de hoy en adelante como una alcohólica en recuperación, "un día a la vez", y tratar de reír todos los días de mi vida. Hasta el momento, tengo 29 años, un título universitario, una familia un poco disfuncional pero que me quiere; un novio que daría la vida por mí, mis blogs, una hija perruna y pocas amistades pero de ésas que valen la pena que sean pocas. Además, tengo bastante tiempo como para mandarme estas mamonerías; sin trabajo, hay que mantener la mente ocupada, digo yo.

Espero que mi balance del próximo año sea más satisfactorio a nivel profesional. Por ahora, soy feliz con los logros personales de estos 29, ya que cumpliré en estos días. 



Cualquier semejanza con la vida real es mera casualidad. 
Todos los posts de La Criticona tienen su cuota de humor y fantasía agria.



CONVERSATION

2 ya son Blogger@s:

  1. En cuanto a las cremas, de verdad te recomiendo las de Natura. No es que mi madre sea consultora ni nada por el estilo, nooooooooooooo :P

    Ya en serio, ¿para qué tanta meta? También voy a camino a los decrépitos 29 y sueños creo que no dejaré de tener nunca, pero si empiezo a pensar en todas las cosas que dije que iba a hacer a determinada edad cuando era más chica... creo que hace rato me hubiera roto el cráneo a punta de cabezazos xD Cada cierto tiempo me baja la tontera de "ya debería haber vivido esto", pero eventualmente se me quita, miro lo que tengo y veo que, aunque tal vez no sea perfecto o todo lo que soñé, realmente no está tan mal :P

    Un día a la vez mujer, o se marcan las arrugas antes de tiempo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto!!?? para que tanto, vivamos mejor!!! como venga!!

      Eliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top