Lo que no te mata

Por Ninibeth desde Venezuela 

Los tiempos que corren son una dura prueba para nuestra fortaleza emocional. Desempleo, desahucios y futuro incierto, son problemas que van minando nuestro optimismo y nuestras ganas de vivir.


Golpes y caídas, unos tras otras se van presentando a lo largo de nuestras vidas. Siempre hay algo o alguien que nos hace enojar, sufrir, batallar, siempre hay algún suceso que nos duele.

Para algunos, el sufrimiento y el dolor es algo que les pega tan fuerte, que no son capaces de recuperarse a pesar de que haya pasado mucho tiempo de lo ocurrido.

En cada uno de esos instantes en que, a pesar de sentirnos morir, logramos vencer el dolor y no renunciar a vivir, habremos comprobado una vez más, que aquello que no nos mata, nos hace más fuertes y nos ayuda a superar experiencias aún más difíciles que nos toquen algún día enfrentar. Ahí en esos momentos, mientras miramos a nuestro alrededor, todo parece seguir igual, nada se detiene, el mundo no deja de girar; pero en nuestro interior, al contemplar como se ha quebrantado el alma, sabemos que algo debe cambiar, nada volverá a ser como antes, porque en ese proceso de sanar y reparar, habremos obtenido una nueva inmunidad que nos va haciendo más fuertes y nos ayuda a crecer y madurar.

Lo que no nos mata nos hace más fuertes, es lo que también sucede cuando le ganamos la batalla a la enfermedad, a la tristeza, nos sentimos fuertes con un nuevo día, una nueva etapa. Ante la tristeza y la adversidad, no debemos perder la esperanza de que todo eso tarde o temprano va a pasar, nada es para siempre, la noche no es eterna, la luz siempre vence la oscuridad.

No nos dejemos vencer, hemos sido creados para ser felices y hacer nuestros sueños realidad; simplemente hay que levantarse cada vez que se cae, reparar el corazón, sanar el alma, no negarse nunca la oportunidad de amar… Cuando las cosas no salen como se quiere, cuando la vida sorpresas da, cuando todo parece incierto, aún en la fragilidad, en esos instantes de miedo, debemos lanzarnos a empezar de nuevo, todas las veces que sea necesario y así, volver a comenzar teniendo muy presente que el dolor asumido con paz no deforma sino que renueva, hace crecer y ayuda a transformar la vida.



CONVERSATION

1 ya son Blogger@s:

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top