Sensualidad femenina o cosificación

Por Ailen Rodriguez desde Uruguay 

Estos días salió un tráiler de un vídeo de J.Lo con Iggy Azalea llamado Booty. Es otro de esos vídeos en donde la latina sacude su porción más voluptuosa de cuerpo. Además de preguntarme sobre la carencia artística en la que ha caído estos últimos tiempos, me vino a la mente el discurso facilongo feminista de la imagen de cosa que vende de las mujeres, cada una de nosotras se encuentra afectada por la sensualidad y sexualidad pública de innumerables artistas que andan dando vuelta por el mundo. 

¿Es la mujer que exhibe su cuerpo la que propicia ese modo de pensar? ¿O acaso es el hombre quien adopta ese argumento para su pensar machista? Debatamos un poco al respecto...
Existen dos puntas de esto. Por una parte, tanto una artista como una mujer cualquiera, son libres de hacer con su cuerpo lo que más les plazca, sin ser esto una luz verde para que absolutamente nadie juzgue su moral o su ética. Hasta ahí vamos de acuerdo, estimo. En segunda instancia tenemos el concepto de cosificación femenina, en donde a modo de resumen, podemos decir que se vería a la mujer, solo como un objeto sexual, un trozo de carne en exhibición para saciar la voracidad masculina de libido.
¿Cómo interactúan estas teorías, o estas realidades? Si partimos de la base de que la liberación femenina también pasa por lo que planteaba en el punto de partida, entonces, la segunda teoría estaría descartada, siempre que hablemos de que la mujer haga esto por "motus propio", en todo su sano juicio y por su propia voluntad. 

Entonces, porque de todas formas esta teoría es impulsada por grupos feministas y, claramente avalada por la conducta masculina. De más está decir el interés sexual que puede haber en la conducta de los hombres. ¿Pero y las feministas? 

Esta es la parte que no termino de entender cabalmente. Dado que asumir que la mujer es cosificada, si vive públicamente su sexualidad y sensualidad sin ningún tapujo, que no lo haga sería negar su libertad. 

Es verdad que si volvemos al ejemplo de J.Lo, se ha prestado en múltiples oportunidades a reproducir un prototipo de cosa, a mi entender por ejemplo en los vídeos que hace con Pitbull, en donde este señor con nombre de perro de pelea, claramente asume una postura de dominio y casi de macho alfa con todo el aren que lo circunda. 
Podríamos esbozar que la diferencia entre la libertad y la cosificación entonces, es el lugar que ocupa el hombre en todo este juego de sexualidad mediática. Desde el momento que la mujer se convierte en el florero adornando con su cuerpo el cuadro visual y, su única finalidad es simplemente atraer la mirada hacia un contenido vano o ajeno, podríamos decir que se la cosifica. 
Se la cosifica, cuando se usa un desnudo para vender un desodorante masculino, un perfume, un auto. Todas estas cosas tienen en común claramente al hombre. Entonces si esto es así porque se acusa de lo mismo a múltiples artistas. Ejemplos extremos como las publicidades gráficas de las fragancias Tom Ford para hombres dan cuenta de esta teoría. 

Madonna fue el caso en algunas ocasiones. Y ningún ejemplo más claro de mujer poderosa y dominante de su realidad que Madonna. Creo que el factor clave para desentrañar este asunto y no confundirse, es el de visualizar con claridad el entorno en donde suceden las cosas. Hay una diferencia entre disfrutar del cuerpo y la sensualidad, dentro de la creatividad del arte, y usar eso simplemente como mensaje, único, sin más. O peor aún, como adorno de algún par de machos que creen que pueden doblegar la esencia femenina reduciéndola a un par de senos y dos buenas nalgas.



CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top