Fin de año, fin al estrés

Por La Papio desde Chile

Ya estamos en octubre y el reloj avanza más rápido que nunca. Se viene Halloween, Navidad y en un chasquido de dedos estaremos en el año 2015. ¿Qué tan preparada estás para las fechas de fin de año? ¿Sientes que ya no puedes esperar a vacaciones? ¿Necesitas un momento para descansar?
Son muchas las causas por las que puedes sentirte cansada a esta altura del año. El trabajo, el calor, las deudas, las metas que aún faltan por cumplir, las ganas de tomarte unos días, problemas familiares, problemas con tu pareja, etc.

¿Qué sabemos de estrés? Conceptualmente se le llama a un estado de naturaleza displicente que se experimenta por situaciones percibidas y evaluadas como amenazantes, ante las que no se tiene los recursos para enfrentarlas adecuadamente. Es como si la vida nos pusiera a prueba, sin herramientas para salir adelante.

Podemos toparnos una vez con una situación catalogada como estresante o podemos estar constantemente expuestos a situaciones de este tipo. No es novedad que las personas en este momento del año se sientan estresadas por todas las demandas del día a día. ¿Qué hacer entonces? ¿Cómo disminuir el estrés? 

  • No te sobrecargues de trabajo. Si hay temas que puedes postergar, hazlo. Si hay tareas que puedes delegar a otros, hazlo. Y si hay personas a las que puedes pedir ayuda, también hazlo. Muchas personas creen que pueden realizar múltiples funciones y, aunque puedan, esto siempre trae un costo y en este caso es nuestra propia salud.
  • Si debes hacer muchas cosas, planifica. Es mejor ver la lista de pendientes paso a paso que de golpe. 
  • Conversa con alguien sobre lo que te preocupa. Muchas veces vemos solo en una dirección, no logrando ver otros puntos de vista ni pudiendo visualizar mejores estrategias.
  • Focaliza tu atención en el hoy y no en el mañana. Muchas veces nos volvemos ansiosos por no saber cómo ocurrirán las cosas. Mejor preocuparse de hacer bien lo de hoy, que distraerse con hipótesis que solo aportan estrés al cuerpo. Si tienes la oportunidad de realizar meditación, hazlo. Esto te ayudará a mirar el mundo con otros ojos y vivir el día a día de forma mucho más tranquila. 
  • ¿Tienes un momento en el día para relajarte? ¿Cuánto te cuidas? Es importante realizar un equilibrio y no vivir los siete días de la semana para trabajar y para los otros. Agrega a tu agenda un espacio semanal para ti. Haz una actividad que te relaje y te de satisfacción. Esto es fundamental para no llegar a fin de año con la mochila tan pesada. Es bueno ir descargando cada semana un poco de peso por medio de actividades saludables que te agraden.
¿Y tú, cómo te cuidas?



CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top