Hombres reales en la publicidad

Por Makita desde Chile 

Se ha hablado mucho de la imagen que transmite la publicidad sobre la mujer, en este mismo blog hay entradas relacionadas al tema, pero qué ocurre en el caso de los hombres.
Hace un tiempo se ha lanzado una campaña del mismo estilo que hizo Dove con mujeres reales pero esta vez de hombres reales, no de esos que tienen todos sus músculos marcados, sino de los que tenemos en casa.

La verdad es que esto no se conversa mucho, no es tema de discusión como pasa con el caso de las mujeres y creo saber por qué puede ser... simplemente ellos no se complican, no les importa que vendan una imagen poco relacionada con lo que son, en ellos no existe ese gran dilema del cómo se ven, que se les sale un poco la guatita, el rollito u otras cosas que para nosotras si es tema. ¿Seremos demasiado complicadas?

Aunque a veces nos moleste, debemos admitir que los hombres son mucho más prácticos que nosotras, una de sus grandes cualidades que a veces nos saca de aprietos.

Igual hay hombres que se acomplejan con el tema físico pero son los menos y tampoco creo que sea por lo que venden las campañas publicitarias sino porque a ellos no les gusta como se ven.

Para la publicidad utilizaron las mismas poses que los famosos para hacer una comparativa mejor de cómo se ven.

La pregunta es, ¿cómo los prefieren ustedes, reales o esculturales?



CONVERSATION

3 ya son Blogger@s:

  1. Creo que no está correcta la analogía con las mujeres en publicidad... Es cierto, que en algunos contextos (Principalmente perfumes y cosas así), sí, salen tipos esctulturales. Pero si ves un comercial de cerveza, de taladros, de comida o de un montón de cosas más, salen tipos normales. Con ponchera, barbones, altos, bajos... En cambio, en el caso de las mujeres, hasta la mamá que sirve los tallarines es la media mina pos. Estás comparando cosas que no son comparables =(

    ResponderEliminar
  2. Debo confesar que el pelaito con ponchera me provoca muchas más cosas que el modelito de Calvin Klein.
    Si nos quejamos que ellos prefieren a puras rubias flacas altas de ojos azules, nosotras no predicamos con el ejemplo. Preferimos siempre los oblicuos y bronceado fascinante por sobre las guatitas cerveceras y el bronceado de pancutra. Hay que amar la belleza real tanto en el otro como en nosotras mismas.
    (Y ojo, que lo del pelaito que me mueve hormonas no es chiste, juro que es verdad.... alguien lo conoce para que me lo presente? Jejeje)

    ResponderEliminar
  3. jja jaj opino exactamente lo mismo que la Churro respecto al pelaito con ponchera. Siempre me han gustado las guatitas cerveceras, esque es mil veces más sexy que un gallo todo flaco y marcado. Nadie me cree pero es verdad. Esos tipos esculturales no me producen nada! En cambio un un hombre fuerte y grande me vuelve loca (ya, tampoco obeso... pero con ponchera!!!). debo reconocer que los hombres flacuchentos tampoco me gustan demasiado... pero los prefiero normales a fotoshopeados! Seguro que somos más de las que creemos. Viva lo natural!!!
    También estoy de acuerdo con Carolaila, la publicidad abusa de una imágen femenina irreal mucho más de lo que lo hace con la imágen de los hombres.

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top