De sola a soltera: Manual de supervivencia (5ª Parte)

Si hay algo que las que son o fuimos solteras sabemos bien, es el sabor del despecho. Anda por allí una frase que dice que no hay cosa peor que una mujer despechada. ¿Será? De lo que sí puedo dar fe, es que es uno de los sentimientos más venenosos que existen. ¡He aquí el antídoto! 
El despecho es ese sentimiento que te abraza cada vez que sabes que algo a él le sale bien y, si esto vincula a una nueva fémina ni te cuento.

Muchas veces ese sentimiento tiene la capacidad de bloquearnos hasta tal punto que pasamos más pendientes de sus logros, fallos y vida en general, que de nosotras mismas. 

El despecho no es dolor, si trazáramos una línea y la partiéramos en dos, en donde en un extremo pusiéramos el dolor y en otro la ira, el despecho estaría más cercano a la ira que al dolor. 
¿Cómo salir de esto?
No hay una fórmula mágica, pero sin dudas hay algunas cosas útiles que puedes intentar.

Ocupa tu tiempo: Si tienes actividades que te llenen, hagan feliz y ocupen tu tiempo seguramente estarás menos pendiente de tu ex. 

Festeja tus logros: Si aprobaste una materia, conseguiste un aumento o finalmente te dieron el registro para conducir, júntate con tus amigas para celebrar el logro. Festejar tus éxitos será un estimulo para estar pendiente de tu vida y no de la de los demás. 

Ponte metas (alcanzables): Si el año pasado hiciste una lista interminable y todavía no has cumplido ni con la mitad, desempólvala y analiza cuáles estás a tiempo de cumplir. No repares en aquellos sueños inalcanzables que puedan frustrarte, trabaja de a poco por conseguir tus objetivos. Eso te mantendrá focalizada en ti. 

Rodéate de gente que te quiera y te apoye: Ninguna amiga en su sano juicio va a permitirte que estés acosando a ningún ex. Comparte con ellas lo que te sucede y, cuando un ataque de despecho te abrace, levanta el teléfono y pide auxilio.

El despecho es casi como una droga adictiva, si lo dejas ser, se adueñará de ti hasta que un día te despiertes sin saber quien eres. Pero eres una mujer fuerte, así que no vas a permitir que el despecho te domine.

¿Verdad?

Cariños, Ailén Rodríguez desde Uruguay 



CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top