La gran estafa: NO EXISTE EL PUNTO G

Si señoras, señoritas, abuelitas y porque no, caballeros varios,  el famoso y tan buscado punto G NO EXISTE, así como me leen, no es una broma, no es una mentira o una cámara indiscreta, es la pura y santa verdad. Esta ha sido la gran estafa del siglo, un fraude sexual. Resulta que el famoso ginecólogo alemán, Ernst Gräfenberg, quien aseguró por allá, en el año de pera que el punto G existía, estaba totalmente equivocado, supuestamente debería haberlo encontrado antes de asegurar tal cosa, y es por eso que yo no entiendo nada en estos momentos. Por otro lado ya no me siento tan frustrada, ahora ya se porqué no había encontrado nada en mi perseverante búsqueda de aquel mito del máximo placer. Pero entonces ¿qué es lo que dice el nuevo estudio? Acá les cuento todo GALLAS.
Debo confesar que llevo años buscando el famosillo Punto G, he probado todas las posiciones, me compré el kamasutra, he inspeccionado en el yoga para poder hacer aquellas posiciones olímpicas, he metido cuanta cosa por ahí, e incluso he apretado mi vientre mientras estoy en plena acción para poder encontrar dicho punto de placer. Al final, tanta contorsión no ha servido de nada, hasta mi pareja ha perdido la esperanza de poder encontrar dicho botón del placer.

¿Tanta huevada para al final enterarse de que el famoso puntito ni siquiera existe?

Esto es igual que el día del niño, la Navidad, Halloween y cuanta mierda de día inventado por los marqueteros, para poder vender juguetitos sexuales, como vibradores, consoladores y cuanta mierda más, incluso hay un procedimiento médico que asegura agrandarlo, miren la mansa prole de huevones estafadores que hacen fraude de este, "el gran escándalo de la semana".

Como si eso fuese poco, el famoso punto G ha sido causa de cuanta tranca y problema sexual, que seguro más de alguna fue al sexologo buscando terapia por no poder encontrar la famosa fuente de placer, "Doctor, no sé qué hacer, he probado  de todo y no puedo encontrar el punto G, mi marido dice que si no  lo encontramos pronto nuestro matrimonio se nos va a ir a las pailas, por favor dígame como chucha lo podemos encontrar". Así más o menos deben ser las consultas medicas respecto a la perdida de este tesoro biológico creado por la fantasía de un ginecólogo que solo quería ganar platita.


Un chiste, una burla, ¡un gran CHAN!!! 

Lo único que saco en claro, es que Vicenzo y Giulia Puppo, quienes son los autores del estudio "Clinical Anatomyque asegura la no existencia del Punto G, ¿estos señores nos hicieron un gran favor al abrirnos los ojos?, o es otro cuento más. Además, dentro de este estudio dicen cosas muy importante, aseguran que no existe el orgasmo vaginal, esto quiere decir que solo se puede tener uno a través del clítoris y la intensidad dependería de dos factores, del tamaño de éste y de la cercanía que tendría con la cavidad vaginal al haber penetración. Es decir, que después de toda la cuestión, si importaría el tamaño, pero el tamaño de nuestro señor SANTO DIOS el Clítoris. Un aplauso para él.

¿Cómo les quedo el ojo?
¿Les vamos a creer o NO?



CONVERSATION

2 ya son Blogger@s:

  1. ¿Perdón? ¿Qué pollas pintan los tíos sacando conclusiones en este tema? Creo que las mujeres que han utilizado no representan a todas las mujeres. ¡Que me metan a mí en el estudio y verán como les desmonto la película!!! ¿Y dicen que tampoco existe el orgasmo vaginal? ¡JA! Hay tantas y tantas formas de llegar al orgasmo que no puedo dar credibilidad alguna a esos datos...

    ResponderEliminar
  2. Apoyo a mi Maha querida!!!!!
    yo no se pero que un par de weones que no tienen vagina vengan a desmentir que no hay orgasmos vaginales es el colmo! yo estoy segura que los que he sentido son vaginales y no de clitoris!
    lo del punto G no se. Yo jure encontrarlo un día....pero después se me volvió a perder

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top