Diario de una bloguera #1: Un sueño y una adicción

Todas partimos con un sueño cuando creamos nuestro blog, ese espacio propio de expresión, donde documentamos parte de nosotras; pero, ¿qué nos lleva a crear un blog? Varias pueden ser las razones, en mi caso fue la necesidad de decir algo que, posiblemente, era una expresión de mi ser, la forma más pura y sincera de mostrar lo que pensaba, lo que conocía y lo que me pasaba. Sin saber si quiera qué plataforma usar, comencé a investigar sobre este mundo y me fascinó; admiré a aquell@s bloguer@s que alguna vez leí en ese entonces. Apliqué las cosas que dijo Carolina Aguirre en unos de sus viajes a Chile, un blog tiene que ser una experiencia para quien lo crea y, también, para aquellas y aquellos que lo leen, porque tu blog es una imagen de ti. 

Ser bloguera tiene que ser apasionante, tienes que amar tu blog personal, invertir mucho tiempo, a veces demasiado, dedicarte bastante a pesar de la rutina y el cansancio, tienes que creer en una idea, en esa idea que partió y dio comienzo a todo, todo blog tiene un propósito, ya sea personal o a nivel de comunidad, sino creemos eso desde nuestros corazones, nuestro blog simplemente pasa a ser una fuente más de información, sin identidad y como si no fuese nuestro, un medio más de comunicación e información, otro suplemento más de por ahí o por acá, probablemente peor escrito que ese diario que venden en la esquina. Y con esto no dejo de lado aquellos blogs que son informativos, aunque el blog de uno entregue información de algún tema en especifico, las personas notan cuando uno hace las cosas con pasión y amor. 

A veces las visitas, la exposición, los lectores, todo el mundo que se abre y que llega a uno cuando nuestro blog va bien, hacen que perdamos el rumbo, nos entusiasmamos con cosas que son superficiales y comenzamos a perder la esencia de nuestro querido espacio de expresión. No tenemos que caer en eso, no podemos volvernos frías y calculadoras, tenemos que ser consecuentes con nuestras ideas y evolucionar.

No es fácil tener un blog, es duro, a veces es injusto, un poco loco, descabellado, nuestra familia no entiende qué es lo que hacemos en el computador, porqué andamos en las nubes sacando fotos y tomando notas o, qué fuimos hacer cuando nos paramos a hablar con el dueño del local y le pasamos nuestra tarjeta; los simples mortales sin blog no nos entienden, no saben, ni se imaginan. Pero ser bloguera es entretenido, apasionante, se ríe se llora, se vive, se expresa, a veces queremos todo, a veces no queremos nada, a veces estamos muy motivadas y a veces no queremos escribir más, pero la verdad es que una buena y verdadera bloguera es adicta al blogging, tanto así que crea un espacio para hablar sobre qué es ser "blogger".

Hoy parto con este diario, ser "blogger" es una de las mejores experiencias de mi vida.

¿Cuál es la tuya?




CONVERSATION

2 ya son Blogger@s:

  1. Dani muy de acuerdo contigo,,,,aunque a veces lo queremos hacer todo a la vez, nos agobia el hecho de no tener el tiempo suficiente para hacerlo,,,,aunque nos inunden ciertos pensamientos pesimistas,,,lo que nunca olvido por lo menos hablo por mi,, que mi blog es un hobby nada más, y cuando creo que paso demasiado tiempo prestando demasiado tiempo valga la redundancia entonces recuerdo que no hay que desatender otras cuestiones de la vida como el novio, esposo, hijos, pasar con los amigos,,,etc etc...hablo desde mi propia visión de las cosas,,el blog me ha dado si la oportunidad de conocer gente, abrir mi mente a cosas desconocidas, y el probar cosas nuevas, pero no me da de comer jejeje,,,besitos..

    ResponderEliminar
  2. Yadira concuerdo contigo, para aquellas que no vivimos de esto a veces nos toca priorizar y es ideal no presionarse tanto con el blogging cuando no alcanza el tiempo.
    Gracias por comentar

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top