El Grinch de Año Nuevo

Siempre me ha estresado un poco el Año Nuevo; cuando era más pequeña, mi tema era con cual de mis dos padres pasar las doce (son separados) y con cual almorzar al otro día, ahora que estoy más grande sigue el mismo dilema y además, el de poder decir "no quiero carretear" y que no me miren con cara de terror.

En mi época de universidad fui a una mega fiesta de Año Nuevo y me cargó lo lleno que estaba todo, la barra libre daba lo mismo porque era imposible conseguir algo, quedamos estacionados lejísimos y al final la fiesta no era ni tan buena. Esa fue mi primera última vez con una de experiencia de ese tipo, desde ahí, después de las doce me voy un rato a la casa de alguna amiga, "copuchenteamos" un rato y me voy. Obviamente cuando le cuento a mi entorno que no hice nada especial se sorprenden (tengo fama de carretera) y siempre les digo "si salgo todo el año, da lo mismo que no salga esta vez".

Este año opté por no salir de Santiago (lo hacemos cada año) porque trabajo el viernes y, además, me da lata que a esta altura ya sea para mí una rutina más y no algo esperado, es siempre lo mismo, cena, fuegos artificiales, saludos y dormir. Para lo mismo nuevamente no necesito viajar cientos de kilómetros y puedo hacerlo en mi casa, así que está decidido. No me muevo de la ciudad y si a mi familia se le ocurre salir, me quedaré sola o me iré a la casa de mi papá (si yo soy fome en esta fecha él lo es más).

Después de pasada la cena, hay algo que me parece peor que la decisión de qué hacer en la medianoche: La obligación de tener que abrazar a todo el mundo y dar buenos deseos a gente que en mi vida lo haría si fuese en otras circunstancias; llegar al trabajo y andar dando abrazos hasta una semana después. ¿Existirá alguna norma que diga hasta cuantos días pasados es aceptable seguir saludando?

Juro que me siento el Grinch del Año Nuevo y, más que por un tema de querer arruinarles la fecha a los demás, es por la falta de empatía que tengo con ese día (o más bien dicho momento).

¿Alguien más siente algo parecido a mí?
¿Será excesiva mi desgana?



CONVERSATION

4 ya son Blogger@s:

  1. La fiestas esas con cotillón y barra libre son demasiado chabacanas... Empezar el año rodeada de Gremlins borrachos a mí también me carga.

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo, tus palabras representan lo que siento en la noche de Año Nuevo, saludos! :D

    ResponderEliminar
  3. No pude no comentar, acabo de publicar una entrada EXACTAMENTE CON EL MISMO NOMBRE, solo estaba buscando en Internet a ver si no iba a quedar yo muy mal diciendo que no me gusta el año nuevo y mira resulta que no estoy sola, en fin un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Mira mira, yo soy Grinch en Navidad....y este año me volví de Año nuevo también! me cargan las fiestas obligadas, onda....hay qye pasar las 12 haciendo algo!!!
    yo tb soy de papás separados...ni te explico...

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top