10 remedios naturales para uñas quebradizas o débiles

Las uñas bien cuidadas son un símbolo de feminidad, pero el contacto con acetonas y jabones en polvo, además de otros factores y costumbres, secan las uñas y las debilitan. Si sus uñas se rompen a menudo, no se pierdan estos diez consejos para fortalecer y ayudar al crecimiento de las uñas.



Jugo de pepino (o aloe)
Pasar medio pepino sin pelar por la licuadora, sumergir las uñas unos veinte minutos en el jugo. Repetir una vez por semana. 

Jugo de cebolla o ajo 
Un remedio muy poderoso que fortalece las uñas y hace que se vean muy sanas, es remojar las uñas con jugo de ajo o cebolla y dejar que actúe el mayor tiempo posible. Se puede hacer mientras se cocina o antes de ir a dormir, momento en el que podemos envolver las manos con guantes y dejar el remedio toda la noche.

Limar para evitar roturas
Para evitar que las uñas se rompan, hay que mantenerlas muy bien limadas. Usando una lima suave cada noche, se retira cualquier filo que quede fuera de sus bordes naturales.

No cortar la cutícula 
Las cutículas no están ahí de adorno, sirven para proteger las uñas y previenen de infecciones. Además, si se cortan muy seguido, se endurecen más.

No hacer fuerza con las uñas
Usarlas para abrir latas hará que se partan con facilidad.

Usar guantes de plástico 
No solo protegerán las uñas cuando hacemos las labores de casa y jardinería, los guantes también ayudan a cuidar la piel de las manos.

Consumir vitaminas  
Debemos consumir con frecuencia jugos de verduras frescas, recién hechos, no comprados en tiendas, así aportan a nuestro organismo los suficientes minerales y vitaminas para que las uñas se nutran.

No abusar de los esmaltes 
La mayoría de los  esmaltes contienen muchos ingredientes nada saludables, abusar de ellos puede volver las uñas amarillentas y débiles. Además, la acetona reseca las uñas y las cutículas. En el mercado existen esmaltes con ingredientes que respetan las uñas y diluyentes sin acetona. 

Spa casero
Los baños en media taza de agua calentita con dos cucharadas de aceite de oliva, son un  remedio extraordinario para mantener las uñas fuertes, suaves y brillantes. Hay que dejar a remojo las manos durante 10 minutos y luego, dejar que se sequen masajeando el agua con el aceite y dejando que la piel absorba este poderoso bálsamo lleno de Vitamina E.

Cremas y aceites esenciales
El aceite esencial de naranja, el de limón y el de pomelo son buenos para dar brillo a las uñas y fortalecerlas. Las cremas naturales de aloe, miel, rosa mosqueta o avena, además de nutrir la piel de las manos, también nutren las uñas.  


¿Tienen algún truco casero para cuidar sus uñas?



CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top