¡Ay! Me voy, me voy...

...déjate tentar siempre, no te asustes, no te amilanes, nada sucede dos veces... Los años con Laura Díaz (Carlos Fuentes, 1999)

Uno de los motivos por los que creo he tenido tantos hombres en mi vida es porque me aburro rápido; de la gente, de los trabajos, de los lugares, de los amores, nada dura demasiado en mi vida, ni siquiera los polvos. Estoy con uno y me falta pasión, salto al que me da pasión y me faltan besos, salto al que me da besos y me falta independencia, así voy de cama en cama buscando lo que me completa y así voy dejando historias.

Una vez conocí a un tipo y como con tantos, nos fuimos a su casa, tuvimos sexo y dormimos. A la mañana siguiente volvimos a tener sexo, me vestí y salí. Antes de cerrar la puerta me pregunto ¿te puedo llamar? Para qué, respondí. Soy una estrella fugaz, solo paso y desaparezco, quédate con eso. Entré al ascensor para no volver. Les aseguro que ahora él se deleita cuando recuerda mis besos de labios rojos y el menear de mis caderas, recuerda la mejor mamada que le han dado en su vida y sonríe con la imagen de mi trasero rojito por sus nalgadas. Le hice el favor de regalarle solo un hermoso recuerdo, alejado de mis días sensibles de lunita, de que me viera en pijama y sin depilar, mis arranques de ira sin explicación, mis caprichos absurdos. Como estrella fugaz hoy he decidido dejarlos a ustedes en esa cama revuelta de historias de (des)amor y lujuria, para que ahora solo se masturben con mis recuerdos... he decidido irme de sus vidas. Así es, La Churro deja de escribir.





Pensé en simplemente desaparecer, en dejar de escribir y sentir que quizás podían extrañarme y pensar en mí en esas medias noches intranquilas, tal como al amanecer huyo en silencio de las camas ajenas evitando cursilerías. Pero ustedes no son una noche de sexo casual que pueda olvidar después de la resaca de piscolas, con ustedes es amor, como con esos hombres que han ido conociendo y que lloro a pesar de los años y los desengaños. A ustedes no los puedo dejar sin más, por eso merecían una despedida llena de discursos kitsh digna de teleserie caribeña o de graduación de cuarto medio.



Antes yo lloraba porque mis amores no duraban, mis amigos no duraban, mis trabajos no duraban... me cansaba tanto tener que empezar una y otra vez. Una bruja me dijo que ese era mi destino, empezar eternamente. En vez de llorar por lo agotador de reconstruir siempre decidí asumir mi destino y disfrutarlo. Así voy dejando mi huella y mis historias por el mundo. No sufro porque todo se acaba, sino que disfruto la posibilidad de reinventarme siempre, mi destino me ha permitido vivir más que muchos, tener mucho pasado y a la vez no tenerlo. Nunca llego a la decadencia, al desgaste, a la rutina, al letargo, a la lástima, huyo antes de caer. Siempre vivo en la cresta de la ola pues voy de cima en cima... y de encima a encima de otro también.



Para sellar mi destino con hidalguía tengo tatuado un ouroboro, la serpiente que se come a sí misma. Es la representación de los ciclos, del fin y del eterno comienzo. Todo se termina, pero a la vez nada termina porque siempre está empezando otra vez. La Churro no se termina, solo le dio la Olguita Marina y se va por ahí a recolectar hombres, besos y penes, para renacer quién sabe dónde, quién sabe cómo, quién sabe en qué cama. No me voy definitivamente, solo me marcho a dar una vuelta larga. He decidido que es el fin mi ciclo en BB. Quizás mañana mismo comience el nuevo... ni yo misma lo sé.


Mi tatuaje cuando estaba recién hechito. Ahora imaginen el resto de mi trasero.




Juguemos a ser cursis. Como en toda despedida, ha llegado el momento de dar las gracias.

Obviamente y antes que todo, a mis compañeras de BeBloggera. A nuestra jefecita, por crear este blog que le dio vida a mis Churradas y me hizo perder la verguenza y quererme cada día más. Creaste una comunidad de mujeres hermosas, empodérate de ellas y de aquí al estrellato. A nuestra Editora, que me aguantó mis aires de diva, mis refunfuños entre dientes, la que no sé si compartió mi pensar/sentir, pero logró "leerme" mejor que nadie. La Churro creció contigo. A mi Pelu, que me despertó mis fantasías lésbicas y la guardo en mi corazón solo porque siento que la quiero sin mayor explicación. A Pops, desde el principio una de mis blogers favoritas, porque ve al amor tan distinto a mí, pero solo me importa que ame, no cómo. A Maha, por ser la única más lujuriosa que yo. A las que ya no están y extraño tanto leer como Marwa y Mandy. Y junto con ellas a todas mis compañeras blogeras que me dieron apoyo, amistad, contención y risas por montones.

Agradecer a quienes han hecho posible mis historias. A mis primas, sobre todo a La Colo, las que me llenaron de abundancia. A mi Marida, mi incondicional que me acompañó en cada tropiezo. A mi Nai por ser la única que siente tanto como yo. A Paty porque creo de alguna manera me llevó a gestar este personaje. A mi madrecita por sus lecciones de vida y tener la grandeza de leer a su hija sin que le de un paro cardiaco. A mis chicas CW que no se espantaron con la jefecita que tenían y se rieron con ella. A mi hermana por consolarme en mis desamores y por fingir que no sabía de mi "coshina" vida. Y a todas ellas por nunca, nunca, nunca juzgarme.

A mis lectores amados, a Leonardo, Longanizamecanic, Xinita, Carolaila y a tantos otros anónimos que con sus comentarios me alentaban a seguir escribiendo. A todos ellos que nunca comentaron, pero me leyeron infinitamente. Gracias a los que rieron conmigo, se emocionaron, aprendieron, entendieron, discutieron... a todos. No se imaginan la satisfacción que sentía al leerlos a cada uno de ustedes a pesar de ser yo quién debía escribir, al sentirme tan acompañada incluso sin conocer caras. Creo que no tenerlos es lo que más va a costar de este alejamiento. Lo único que les reclamo es que en mis aires de diva siempre quise un "Fan Club Oficial" (aún no es tarde).

Y obviamente no podían faltar mis hombres. A mi Conejo, por ser eterno. A mi Viejo por enseñarme del amor clásico. A BarmanToyboy por devolver la magia. A Concinebrio, Vecinito y Chico Farándula por sus deleitantes amistades sexuales. A El de 20 y El Que Espera, por enseñarme a disociar el amor de la cama. Al Innombrable, por hacerme mierda la vida y tras eso, convertirme en una mujer invencible. Y a todos esos hombres anónimos con los que pasé una noche o un orgasmo, cada uno de ellos me fue enseñando a descubrir cosas de mí misma. Paradójicamente, en el desamor me enseñaron a amarme más.

Recuerden que la Olguita Marina siempre volvía por su amado don Segundo, recuerden que el ouroboro nunca puede terminar de comerse a sí mismo. Recuerden que La Churro vuelve, porque todavía hay muchos pendientes... ¿Qué va a pasar con mi amor por El De 20? ¿Me follaré finalmente a mi Tatuador? ¿Cuál es mi secreto para la mejor mamada? ¿Volverá Conejo como es su eterna promesa? ¿En qué terminó mi entrenamiento BDSM? ¿Por fin lograré que mi Viejo me deje abrazarlo por última vez? ¿Hice finalmente mi porno casera? ¿Por qué el Innombrable es innombrable? ¿Por qué me llamo "La Churro"?

Siempre he creído que los grandes artistas deben morir de manera trágica en el mejor momento de su carrera, así son recordados eternamente con admiración en su gloria. Yo muero momentáneamente toda bañada en escarcha, rodeada de un halo dorado, con una estela de "animal print" tornasolado, luces de neón, lencería de encaje y boa de plumas sobre sábanas de seda.

Espero haber dejado en ustedes lujuria y desvergüenza. Quise ser una orgullosa perra, una prostituta "impagá" de todo aquel que lo quisiera, porque quiero enseñar que el sexo no es vergüenza, que la vida libertina no es mala si es responsable, que los prejuicios son buenos porque te enseñan quién de verdad te quiere, que el placer no debe ser culpa, que el cuerpo es hermoso aun con kilos de más y centímetros de menos. En algún post lo escribí, quise ser la mártir de las vaginas reprimidas en esta revolución sexual, ser a quien apunten con el dedo y apedreen las hordas enfurecidas, quiero ser la imagen insigne del orgullo por las piernas abiertas y vaginas humedecidas... quise dejarles tanto. Quizás solo les dejé una sonrisa... y con eso me basta.

Mis letras ya no estarán, pero espero mis recuerdos no se vayan, en cada follón casual y sin culpa estaré presente. Y cuando se atrevan por fin a ir a esa orgía, y entre tanto cuerpo jadeante vean un trasero blanco con un ouroboro menándose calentonamente, recuerden que no me fui, simplemente ando por ahí recolectando historias para algún día volver a empezar.

Como regalo, un último secreto: son 40. Y para que hagan el amor esta noche (no importa si es con o sin amor) les dejo Temptation de Diana Krawll.





CONVERSATION

14 ya son Blogger@s:

  1. ¿Sabes el típico pollo de actriz de novela cuando la abandona el galán? Pues eso es lo que me entran ganas de liarte... Juro que esta ha sido la entrada más triste que jamás he editado, cuando lo hice se me puso el nudito en la garganta.

    ¡Adiós querida Churro!

    ResponderEliminar
  2. Definitivamente me encantas !! Y siempre siempre me vas a encantar!!
    Grande la Churro... y la qn seas !
    Te adoro prima hermosa.

    ResponderEliminar
  3. Nooo! :( cuando leí el título me imaginé una historia calentona, no esperaba una despedida.
    Gracias por tus historias con las que muchas veces me identifiqué, un abrazo inmenso de parte de una anónima que siempre te leyó y comento un par de veces.

    ResponderEliminar
  4. Conchemimare me muero.
    Estoy llena de sentimientos encontrados. Por un lado, se va mi BeBloggera favorita de favoritas, aquella que me hacía sonreir y emocionarme cuando aparecía en la lista de lecutra... Es una pena pos...
    Pero por otro lado, GALLA LA CHURRO ME MENCIONÓ!
    Ha sido un gustazo leerte, me encanta como escribes, tus historias, tu libertad, tu pasión y tu gracia.
    Te extrañaremos mucho!
    Avisa por algún medio si vuelves a escribir, dale? Acá o en cualquier otro lado.
    Si alguien se anima al fanclub, yo me anoto!

    ResponderEliminar
  5. Nooo Churro no te vayas! Entre al blog esta noche porque tengo una pena de amor por un hombre que tiene un poco de cada uno de los tuyos; es un tanto innombrable, como tu conejo promete que algun dia sera solo para mi pero se que nunca lo sera, tal como tu viejo me enseño a abrazar despues del sexo, sexo que por primera vez en mi vida fue con amor. Entre aqui para ver si tenias una nueva entrada en la cual encontrar alguna frase que me ayudara a comprender esta historia de des-amor. Si encontre muy lindas palabras y debo decir que extrañare a morir las historias de tus churradas.
    Recuerda que siempre esperaremos el regreso de la churro, me identifico con los delfines que como dicen ellos tuvieron que adaptarse a vivir en el agua, algo asi es mi vida. Exito en todo

    ResponderEliminar
  6. Esposa mía:
    Extrañaré leerte cada semana, pero tal como escribiste está en tu sello "terminar para volver a empezar", ad infinitum. Y eso es lo entretenido, no? Salir de lo habitual constantemente, donde lo único permanente es lo que no permanece. Esa misma impermanencia que en algun momento de nuestras vidas nos alejó y que luego nos unió. En ese viaje eterno me mantengo como telón de fondo, si no es en cuerpo lo es en espíritu y corazón.
    Abrazos.
    Tu marida.

    ResponderEliminar
  7. Linda! Qué honor que me recuerdes con carinio! Asi mas pena me da no seguir leyendo tus entradas ( soy culpable de leer sin comentar).

    Alzo al cielo una copa grande, llena de burbujitas de chubis arcoiris y challa, que tus nuevos rumbos te descubran dimensiones inmensas de amor placer y dulsura. Un beso wapa, muac!!!!!

    ResponderEliminar
  8. que pena me identifico tanto contigo creo que todas tenemos algo de la churro,de sus amores y sus desamores.Gracias por compartir con nosotras tus vivencias,tus sentimientos tus pasiones,tus calenturas .Te voy a estar esperando para la vuelta mantengo la firme esperanza que la churro volverá recargada. Gracias por que en mas de una oportunidad me rescataste de un mal momento amiga.Abrazos.desde el norte de chile.

    ResponderEliminar
  9. Fome toda la wea de blog, puras historias pencas menos mal que no escribe mas esta weona.
    La corta churro.

    ResponderEliminar
  10. Churrito, tercera vez que comento y parece que no sale publicado. Siempre me pasan cosas contigo ;-) Parece que siempre que algo llega a su fin se hace difícil.

    Extrañare leerte, me da nostalgia estar escribiendo este comentario sabiendo que no habrán mas posts.

    Que mas puedo decir; eres una mujer extraordinaria Churro.

    Un gran beso.

    ResponderEliminar
  11. Mi querida Churro!!! aun guardo la foto de nuestro beso! la adoro! porque es increíble que yo también te quiera sin mayor explicación! eres talentosisisiisisisma y vives la vida a tu manera y eso mi querida es más valorable que nada.
    Te adoro mi amors!!!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Gracias por cada una de las entradas, siempre es un placer leerte.

    Es increíble como en estos tiempos uno puede llegar a sentir afecto por alguien sin conocerse, solo leyéndose. Incluso creo que es mas fácil ser honestos por un medio digital, sin verse las caras uno puede llegar a conocer aspectos de alguien que en persona no mostraría tan directamente.

    Confío en que este adiós no es definitivo, ya que tu misma dijiste que no te gusta lo definitivo. ;)

    Que te vaya muy bien y que sigas disfrutando la vida como siempre.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. No sabes como me harás falta... a esta vagina reprimida le hará falta leer a alguien como vos. Me dio hasta un poco de pena por la chucha. Vuelve, por la Santa Sara vuelve. :'(
    Nato.

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top