Mejora tus hábitos de belleza

El 2015 debe ser un año de cambios en todos los aspectos, en la universidad, trabajo, tu entorno social y por supuesto contigo misma. Seguramente te has propuesto bajar algunos kilos, comer saludablemente, dormir a horas adecuadas, gastar menos  dinero, en fin; pero es importante tu lista de cambios incluya un mejor cuidado para tu rostro. Pero, ¿cómo tener una piel más linda y sana? Lo importante no es usar la línea de cremas más costosa, sino tener mejores hábitos que potencien el trabajo de cremas y lociones.



Beber más agua 
Sé que suena cliché, pero no existe ningún cuerpo que funcione sin agua. El agua es importante para una piel más linda y sana; comprendo que por el trajín del día nos olvidamos de hidratarnos por dentro, pero ahora ya existen aplicaciones que ayudan al control de la ingesta de agua, por ejemplo yo uso Water Your Body y he logrado cambios importantes con este mal hábito.



Las mascarillas, tus mejores amigas 
Con tan solo 15 o 20 minutos puedes tener un rostro radiante y, no es necesario que gastes en productos ya preparados, tú misma puedes hacer tus mascarillas 100% orgánicas con ingredientes que tienes en casa. Puedes empezar haciéndolas cada 15 días, a medida que vayas notando sus beneficios te sentirás tan satisfecha que repetirás cada semana.  



Cambiar las sábanas con regularidad 
Creo que para todas la cama es nuestro templo; no hay nada mejor al final del día que descansar en medio de sábanas suaves y limpias para amanecer con buen semblante. Tanto las fundas como las sábanas no deben dejarse demasiado tiempo, acumulan suciedad y bacterias que pueden provocar la aparición de imperfecciones en la piel tales como esos molestos granitos.



Una rutina de belleza mejorada 
Trata con cariño a tu rostro, sé paciente y delicada retirando el maquillaje para que la piel no sufra. Limpia con una espuma, usa tónico, aplica crema hidratante y, mientras lo hagas, aprovecha para dar un masaje a tu rostro y no olvides el contorno de ojos. Usa siempre protector solar durante el día y por la noche los productos de hidratación intensa te vendrán de maravilla. Para que se aprovechen todos los beneficios de los productos, deja que se absorban correctamente. ¡Tómate tu tiempo!



Herramientas limpias 
Al igual que las fundas de almohadas, las brochas y esponjas de maquillaje también acumulan bacterias y los perjuicios son mayores. Con utensilios de maquillaje limpios no solo cuidamos nuestro rostro de cualquier infección, sino que logramos un mejor acabado del maquillaje.



No dejes fuera de tu lista de resoluciones estos nuevos hábitos, te aseguro que te verás y te sentirás más linda, al final tu piel te lo agradecerá. Seguro que más de una te pedirá el secreto. 


¿Cuáles son tus hábitos de belleza?




CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top