Mars One... Un reality show en Marte

Más de 200.000 candidatos de todo el mundo se presentaron para formar parte del proyecto Mars One, un reality show que llevará a sus concursantes a Marte en un viaje sin billete de vuelta. Tras dos años de búsqueda, los 100 finalistas ya han sido anunciados, entre ellos hay tres representantes latinos, una joven boliviana y dos españoles: Zaskia, Pablo y ÁngelPor más espeluznante que me parezca la idea, el morbo me puede y reconozco de antemano que me engancharé al programa. A continuación os detallaré las fases por las que pasará Mars One antes de que los concursantes colonicen Marte.


Este año 2015 comienza el entrenamiento de "Los 100", el proceso será largo, muy largo, durará casi una década. Uno de los puntos más importantes de la instrucción, será comprobar la capacidad de los finalistas para permanecer en lugares aislados durante prolongados periodos de tiempo. Por ello, los candidatos serán puestos a prueba en dos localizaciones distintas; primero, en un entorno cuyo terreno es similar al de Marte y después, en un lugar más remoto como el desierto Ártico. 


Durante el entrenamiento, los aspirantes no solo aprenderán a cultivar su propia comida mediante irrigación hidropónica, también serán formados para llevar a cabo distintos procedimientos médicos y, tendrán que adiestrarse para saber como reparar los distintos componentes de sus futuros hábitats marcianos además de los Rover, los vehículos robóticos que operan en Marte.

En marzo del 2018, tendrá lugar el lanzamiento de una misión de prueba, servirá para someter a ensayo las tecnologías que harán posible la creación de la futura colonia marciana. Además, en este viaje se llevará a la órbita del planeta rojo un satélite de comunicaciones. 


El 2020 será un año crucial para Mars One, un segundo satélite se pondrá en órbita alrededor del sol, creando una línea de comunicación ininterrumpida entre Marte y la Tierra. Por otro lado, un Rover y un tráiler serán enviados a Marte para empezar a trabajar. Siguiendo determinados parámetros, el Rover buscará la localización definitiva donde se ubicará el asentamiento; una vez encuentre el lugar apropiado, el mismo vehículo aclarará el terreno sobre el que irán los paneles solares y, preparará la superficie para la llegada de las siguientes naves de carga.


En el 2022, seis misiones transportarán a Marte distintos cargamentos: Un segundo Rover, dos hábitats marcianos, dos sistemas de soporte de vida y una unidad de abastecimiento.


Los materiales llegarán al planeta rojo el año 2023. Un Rover se encargará de enviar una señal que servirá como faro para el aterrizaje de las naves de carga, el otro, transportará el material al lugar del asentamiento y conectará los hábitats a los sistemas de soporte de vida y a la unidad de abastecimiento. Todo quedará puesto en marcha para la llegada de la primera tripulación.


En el 2024 partirá la primera tripulación con cuatro concursantes, tras ellos, lanzarán una nave de carga con los materiales necesarios para ampliar el asentamiento marciano.


La primera tripulación arribará a Marte en el 2025, una vez aclimatados, los concursantes instalarán el resto de los paneles solares y pondrán en marcha las unidades de producción de alimento. A las pocas semanas, llegará al planeta la nave de carga con los materiales para ampliar el asentamiento, el fin es que la colonia pueda albergar a la segunda tripulación. 


En el 2026, partirá de la Tierra la segunda tripulación y una nueva nave de carga. En el 2027, cuatro nuevos concursantes serán recibidos en Marte por los primeros colonizadores y, todos juntos prepararán las instalaciones para la llegada de la tercera tripulación. ¿O no?


Cada dos años, el asentamiento terrícola de Marte recibirá a cuatro nuevos concursantes que, dejando todo atrás, se instalarán allí para siempre. Y os preguntaréis, ¿no regresan? No, aparte de que no existen los medios técnicos necesarios para traerlos de vuelta (vaya tela), una vez allí, sus cuerpos cambiarán de forma irreversible y ya no podrán soportar la gravedad de la Tierra.  Sabiendo esto, digo yo... puestos a mandar a dos españoles a tomar por culo, ¿por qué no se llevan a Montoro y a Wert?


¿Qué pensáis de toda esta locura?
¿Os atreveríais a participar en este reality?
Una vez en Marte, ¿habrá expulsiones?



CONVERSATION

4 ya son Blogger@s:

  1. jajajaj me parto con el último párrafo jajaj ¿sólo a Montoro y a Wert?,,,yo mandaría a alguno o algunos más,,,,,y que curioso todo esto,,el hombre tiene ansia viva de conquistar el universo,,,espero que todas esas personas sepan bien lo que hacen,,,porque como tú bien mencionas no hay " billete de vuelta", y el experimento puede salir bien como que puede salir mal, yo desde luego no tengo tanto estómago para viajes. Que buen post,,,,,besitos Maha.

    ResponderEliminar
  2. Mejor que no mandemos a muchos más o terminarían divirtiéndose y todo los muy cabrones...

    ResponderEliminar
  3. Interesante, me gustaría verlo, pero definitivamente no me apuntaría a ello; pienso que será bastante difícil adaptarse y más de uno terminará loco; amanecerá y veremos qué pasa con todo eso.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que más de uno de los que participan ya lo están... ¡se necesita una buena dosis de locura para embarcarse en algo así!

      Eliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top