Yo no soy súper mamá

Esa que lleva una capa y tiene un cinturón metálico con una tiara de estrella, no, esa no soy yo. Tampoco soy la que hace mil cosas en la casa con una tremenda sonrisa, ni la que cambia pañales "cargados" sin hacer ni un gesto. No soy la que lava platos sin decir pío, no soy la que despierta por las noches, a calmar a su retoño, y no se queja de las terribles ojeras al día siguiente. No, esa no soy yo.



Yo soy la que lava los platos pero no le gusta hacerlo, la que se cansa de levantarse por las noches, la que atiende a un pequeño y que, de pronto, está a punto de perder la paciencia porque el retoño ha llorado todo el tiempo. Soy la mujer que se convirtió en madre dejando su vida laboral, social y sexual atrás. De a poco voy retomando "lo que era" y lo incorporo a "lo que ahora soy", pero nunca es fácil.

Digo que no soy súper mamá, porque llevar esa capa cargada de perfeccionismo, prejuicios sociales, cargas emocionales, pesa, y mucho. Por eso grito al mundo que soy una madre que también se cansa, que a veces quisiera salir corriendo y dejar los pañales, berrinches y caricaturas atrás, que ha gritado, ha llorado, ha reído, se ha preocupado, que no todo el tiempo tiene la casa rechinando de limpia, y que a veces prefiere abrazar la almohada que tener sexo con el marido.

Las madres tenemos una carga inmensa y una responsabilidad enorme, que a veces nuestros hombros no soportan. Y es bueno hablar de ello, es más, es necesario para mantener nuestra mente, cuerpo y espíritu a flote. Quitarte la capa, aligerar el viaje.

Pero déjenme aclararles algo. No cambiaría nada de eso por tener el mejor trabajo, la mejor casa, la mejor ropa, la mejor vida social, porque mi hijo todos los días me regala la cosa más pura, honesta y sensata que existe: su sonrisa, y esa me llena toda el alma.

Se despide Mamá por Siempre @mamaporsiemprem desde México.



CONVERSATION

2 ya son Blogger@s:

  1. ufffffff, aun no soy mamá pero creo que podría contar lo mismo. Ser mamá es bello, pero tan duro, de solo pensarlo me canso. Animo linda, no eres la única que se siente así. Yo la verdad no se como lo hacen las mamitas de hoy, son unas idolas.

    ResponderEliminar
  2. Soy madre primeriza y mi baby love cumplio un mes: te entiendo demasiado! Todavia tengo guardado los DVD post-embarazo que supuestamente usare para ponerme en forma, y me hago mas a la idea que van a pasar varios meses hasta que los ocupe…es que no hay tiempo! Y el poco que queda es para lavarse los dientes a la mala, hacer pis, comer una que otra cosa y dormir.

    Hay dias bien gratificantes, cuando salgo a caminar con el pequenio y hasta puedo hacer la cama, y otros en que nada me levanta del sofa tras una larga noche sin dormir.

    Pero no lo cambiaria nada, es demasiado especial ver como mi hijo evoluciona y responde cada dia mas y mas, convirtiendose en un ser humano con gestos y personalidad :)

    Me encanto tu post!

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top