Mascarillas para el cabello

Las mascarillas para el cabello, son muy importantes en nuestra rutina de belleza, ya que nuestro cabello, está constantemente expuesto a muchos químicos y procesos térmicos cuando lo planchamos y/o cepillamos, que hacen que nuestro cabello pierda vida. Así que toma nota de las siguientes macarillas que te ayudarán a tener una linda cabellera.



Mascarilla de aguacate
(palta)

Esta mascarilla es ideal para el cabello seco, ayuda a hidratar y deja el cabello sedoso. No es recomendable si tienes cabello graso. Aplícala dos veces al mes.

Ingredientes:
- 1 aguacate (palta)
- 1 cucharada de mayonesa

Preparación y aplicación:
Has un puré con un aguacate bastante maduro, agrégale la cucharada de mayonesa; es ideal hacerlo en la noche. Aplica dicha preparación desde la raíz a las puntas y realiza masajes circulares, deja actuar por 20-30 minutos, enjuaga con abundante agua. La mañana siguiente lavas tu cabello como de costumbre, no antes para que el aceite que queda la mascarilla actúe en la noche. 


Mascarilla de huevo

Esta mascarilla es muy útil para cabellos sin brillo y maltratados. La puedes utilizar para todo tipo de cabello, pero recuerda hacerlo sólo una vez al mes. Si tu cabello es graso, puedes omitir el aceite de oliva

Ingredientes:
- 1 huevo
- 1 cucharada de aceite de oliva

Preparación y aplicación:
Asegúrate de que el huevo esté a temperatura ambiente y bátelo junto con la cucharada de aceite de oliva. Aplica la preparación en todo tu cabello y realiza masajes por 5 minutos, deja actuar la mascarilla por 20 minutos, enjuaga y lava tu cabello con un shampoo suave (idealmente sin sal).


Mascarilla de aloe vera

Esta mascarilla es ideal para todo tipo de cabello y ayuda mucho a recuperar la salud de tu cuero cabelludo, además es un coadyuvante en el tratamiento para la caída del cabello. Esto quiere decir que no es suficiente con esta mascarilla para frenar la caída de cabello, pero te ayudará un poco. Además dará brillo a tu melena.

Ingredientes:
- 1 penca de aloe vera o 3 cucharadas (si la consigues ya empacada)
- 1 huevo (opcional)

Preparación y aplicación:
Licua los ingredientes, aplica realizando masajes en el cuero cabelludo por 5 minutos, deja actuar 30 minutos, enjuaga y lava tu cabello como de costumbre, pero con un shampoo sin sal. Puedes hacer esta mascarilla semanalmente.


Los resultados dependen de tu constancia, más o menos a los 2-3 meses empiezas a ver tu cabello más recuperado, así que ármate de paciencia e inicia con esta rutina de mascarillas, por supuesto recuerda acompañarlas con una buena dieta y mucha hidratación.



CONVERSATION

2 ya son Blogger@s:

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top