¿Problemas? ¡Enfréntalos!

Nos ha pasado a todas. Problemas en el trabajo, en el amor, en la casa, en la calle y hasta con el perro, ¿cómo podemos resistir a esta lluvia de problemas?


Aunque en ese momento no vemos luces, hay pasos que nos pueden ayudar a sobreponernos:

1. Detente. Deja de correr y detente, si huyes con los problemas jamás encontrarás solución.

2. ¿Qué es lo peor que puede pasar? Ya el problema está, así que responde esa pregunta y busca una solución. Si es que tu novio te va a dejar, responde ¿qué harás sin él? El miedo a lo que va a pasar se irá porque en tu mente ya estás preparada para lo peor.

3. Aceptar el problema. Suena horrible, pero al aceptar el problema lo entendemos, y si no lo aceptas, no lo enfrentas. ¿Qué prefieres, entrar en una cueva o en un túnel? Para la mayoría de los problemas hay solución, aunque en ese momento no lo veamos. ¿Quieres encerrarte en la cueva y no ver la salida o prefieres pasar este momento de oscuridad?

Recuerda que no estás solo, sea cual sea tu problema a muchísima gente le pasa lo que te está pasando. Puedes resolverlo, todo en la vida cambia, los problemas no son para siempre. Recuerda que los problemas son un túnel, y aunque al entrar no se ve la salida, la salida está ahí, no te quedes pegado en el problema.

El objetivo final de un problema es fortalecernos y hacer que crezcamos, así que enfrenta tu problema y sé una guerrera.



CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top