Coffee Premium en Bendita Peluquería

Otra experiencia imperdible que he vivido este mes, fue visitar Bendita Peluquería. Un lugar tan acogedor que te sientes como en el living de tu hogar mientras te haces algo en el cabello o tal vez te pintas las uñas. Entre el té de menta, la simpatía del personal, el cariño y cuidado que te entregan en el lugar, hacen de esta peluquería un rincón especial en mi corazón para ir a relajarse, a encontrarse con uno misma o las amigas, y por qué no, a descubrir una nueva versión de mí misma. Apenas entré me sentí muy bien, el lugar simula una casa, de hecho estoy muy segura de que es una casa adaptada para ser local, inmediatamente te reciben muy bien, te ofrecen algo para tomar y quieren saber qué es lo que deseas. Si van, posiblemente vean a Atton merodeando con su juguete (la mascota exquisita que anda dando vueltas, pero sin molestar a nadie) es una adoración.



Hace mucho que quería alisarme el pelo, seguramente no iba a significar tanto cambio visual para el resto pero si lo sería para mí. A pesar de tener poco pelo, es rebelde "a morir", hay días que se le da la gana y amanece con frizz, otros días sedoso y brillante, a veces ondulado, y es que a veces es mío y a veces del viento :P... Es demasiado cambiante y difícil de peinar por las mañanas. Es por eso que me moría por alisarme el cabello. 

Junto con Valentina sufrimos del mismo mal, así que sin dudarlo partimos un sábado temprano a la peluquería para cambiar nuestras vidas para siempre. 

En mi travesía por el cambio de look, me atendió Lernie, quien me contó un poco la historia del local, las ansias de Nicolás e Ignacia por enfocarse en las necesidades de las clientas y clientes, el poder profundizar en un trato cercano, personalizado y acogedor hicieron la diferencia y fueron los fundamentos del nacimiento de Bendita Peluquería, que bajo el concepto de "Peluquería Fea, Gente Bonita" basan sus esfuerzos en satisfacer las necesidades de sus clientas y clientes estableciendo relaciones de largo plazo con ellas.




Todo fue maravilloso. Mientras esperaba por Lernie, la simpatica Fran pintó mis uñas de un color gris oscuro, me encantó. Luego vino el lavado de pelo y de ahí en adelante no me pidan muchos detalles pues no soy la experta, comenzó mi viaje por el Alisado con Coffee Premium. Un alisado que no tiene formol, es más natural y menos dañino para el pelo, solo sé que primero te aplican el producto luego te lo alisan, luego vuelven a lavar y finalmente secan y bualá. El resultado está a la vista, tanto Valentina como yo quedamos felices con los resultados, ya llevamos dos semanas con nuestro nuevo cabello y nos ha cambiado la vida. Hay que tener mucho cuidado y usar shampoo sin sal para que el producto dure en nuestro pelo.





Lo mejor es que si se animan a ir a Bendita Peluquería a alisarse el cabello, por el mes de septiembre les saldrá mucho más barato ya que tienen un 40% de descuento, simplemente maravilloso. Más abajo les dejaré los valores por si quieren ir. Pero eso no es todo, además tienen un sin fin de otros servicios como botox, tinte, peinados diversos, maquillaje y mucho más.

Hoy Bendita Peluquería está compuesto por 2 peluquerías, 1 barbería, y 1 e-commerce, todos enfocados en proveer con las últimas tendencias de pelo a su clientes.

Los resultados están a la vista. Cuando Valentina supo que escribiría de nuestra experiencia en la pelu me dijo que quería mandar la de ella, así que se las comparto después de nuestro antes y después, para que así tengan otra opinión de este lugar imperdible.

Yo antes, vean a la tigresa del oriente

Vale antes, frizz frizz frizz






Testimonio de Valentina


"Tengo el pelo largo, natural, graso y con frizz (tengo MUCHO pelo). La única vez que me había hecho algo en él fue una permanente de rulos cuando estaba en el colegio, me acuerdo que esa vez tuvieron que aplicarme el químico dos veces porque es tan rebelde mi pelo que no tomaba la mezcla, aparte de eso la peluquera decidió hacerme la permanente con ondulines pequeños para que me durara más. Aunque luego de tres meses mis ondas bajaron y dejé de parecer un puddle, mi pelo se dañó. Nunca había tenido las puntas partidas hasta ese momento, así que traté de cuidar mi pelo de la forma más natural posible, shampoos y acondicionadores sin tantos químicos, tratamientos con aceite de coco y sal, secado diario natural y tratar de no abusar de las alisadoras y onduladoras.
Quise probar excépticamente el alisado permanente de cafeína por mi experiencia anterior y porque mi pelo además tiende a ser liso (pero aleonado, que lindo).
Cuando llegamos a la peluquería después de un largo trayecto, nos sentimos acogidas, el ambiente dista mucho de ser como las típicas peluquerías minimalistas, me llamó de inmediato la atención una pared en la que tenían pintado el típico "Keep calm" pero en versión peluquerística, lo amé de inmediato. Nos ofrecieron té, café o agua mientras esperábamos que nos atendieran, hay una niña que ofrece manicure a las clientas mientras esperan o se atienden con algunos de los peluqueros.
Estuvimos casi 3 horas en la peluquería (como tengo más pelo y más largo que Dani -nuestra directora- me demoré más), pero se nos pasó volando el tiempo, muchas revistas, buena música y un ambiente tan relajado como nunca había visto en una peluquería (incluido un perrito maravilloso que se pasea por el local) nos hizo sentirnos en casa.
Llevo dos semanas con el alisado y tengo que reconocer mi amor por este tratamiento, las chicas de la peluquería me habían dicho que el pelo quedaba brillante, ¡pero NUNCA pensé que el pelo estaría TAN brillante! Cada día me siento en un comercial de Pantene o Head&Shoulder. Además del brillo, el punto que más amo es que mi pelo se ve peinado en todo momento siendo que sólo me lo sequé con secadora. No extraño para nada los "bad hair day" ni despertar con un nido en la cabeza.
Otro punto que nos dijeron en la peluquería es que el alisado tiene un efecto más "natural" que los otros, mi pelo no se ve como si me lo hubiese alisado con una plancha, si no que se ve como si fuera lisa natural. Y un punto importantísimo que valoro es que no he notado ningún daño en las puntas ni en el resto del pelo. Uso un shampoo sin sal (que encontré baratísimo en el supermercado) que es vital para no dañar el alisado.
El único cambio con este tratamiento, que me cuesta hacer, es acostumbrarme a secar mi pelo siempre con secadora, estaba acostumbrada a secármelo de forma natural porque al tener mucho pelo me demoro más de lo normal, pero es un pequeño costo que se recompensa con creces al ver mi alisado perfecto".




Con el testimonio de Vale y antes de despedirme les dejo algunos links donde pueden encontrar Bendita Peluquería en internet;













Equipo BP

Atton




Acá los valores del Coffee premium, aproximados, con el 40% de descuento en septiembre:


Corto: $45.000 y queda en $27.000

Medio: $60.000 y queda en $36.000

Largo: $80.000 y queda en $48.000

Extra largo: $100.000 y queda en $66.000

Sujeto a evaluación en la pelu.




CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top