El mundo animalista se toma la industria de la moda

Hace unas semanas salió la noticia que Jane Birkin, la legendaria musa de Serge Gainsbourg y el rostro del parisian style, solicitó a Hermès retirar su nombre de la mítica cartera que lleva su nombre. ¿La razón? La crueldad animal. A pesar de solicitar esto sólo para las carteras hechas de piel de cocodrilo, el impacto que tendrá en la industria ya lo están calculando varias organizaciones como PETA o Forbes. Pero Jane Birkin no es la única animalista en este mundo, varias marcas están adoptando este tema como parte de la responsabilidad social. ¿Por qué es importante hablar de este tema?



Estamos en un mundo cada vez más polarizado por el fast fashion y el consumismo consciente, a pesar de que las grandes cadenas de retail, como HM, Zara o Forever 21, generen hoy en día las mayores ganancias de las que se ha tenido registro en la industria de la moda, arrastrando con ello contaminación, pobreza, injusticia salarial (Bangladesh) o crueldad animal, el poder de las redes sociales nos ha permitido levantar la voz y boicotear lo que muchas veces pareciera no tener remedio.

Campaña de Stella Mccartney

La responsabilidad social es un tema que deben tener en cuenta las marcas, y la crueldad animal es uno de los tópicos más fuertes en la industria de la moda.
PETA emite todos los años una lista de marcas de belleza que testean y no testean en animales, pero en lo que va de indumentaria, el tema se remite a los abrigos de piel o chaquetas de cuero.

Dentro de las grandes casas de moda, Hugo Boss es la marca que más recientemente se ha incorporado a la causa animal. La firma alemana comunicó que desde la próxima temporada 2016 se aplicará una política anti pieles y contribución a la protección animal. De esta forma, Hugo Boss se une a otras marcas como Stella Mccartney, Abercrombie & Fitch o la marca chilena Cocodrilo Bazar.



CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top