No Escape: Owen Wilson como nunca lo habíamos visto

No Escape, o Sin Escape, es la nueva película protagonizada por Owen Wilson que se aleja por el momento de sus papeles cómicos para participar en este tenso thriller de acción y drama que nos deja en el borde de nuestros asientos por un poco más de hora y media.


Una típica familia gringa se ve forzada a trasladarse a una ciudad no especificada del sudeste asiático debido al trabajo del padre (Owen Wilson), quien luego de quedarse sin trabajo es contratado por una empresa estado-unidense establecida en dicha ciudad, junto a su mujer y dos hijas pequeñas. Al llegar a la ciudad notan que varios servicios, como el teléfono y la televisión, no están funcionando y rápidamente estalla una guerra civil a manos de rebeldes que han asesinado al Primer Ministro y buscan su emancipación de las empresas norteamericanas que tienen control sobre sus suministros de agua potable. Es así como esta familia se ve enfrascada en una carrera para escapar de estos rebeldes que buscan asesinar a todos los extranjeros. Con la ayuda de un agente británico de la Interpol (Pierce Brosnan) logran ir sorteando todo tipo de obstáculos para poder seguir con vida.


La película es entretenida, se mantiene siempre dinámica en la acción y es fácil relacionarse con los personajes y su desesperación en la huida que a ratos pareciera no tener fin ni descanso.



Owen Wilson entrega una buena interpretación y logra completamente sacudirse su estampa de cómico de películas livianas, para meterse de lleno en este personaje que tendrá que hacer hasta lo impensable por sacar a su familia del infierno.



Esta película no estuvo ajena a controversias, a pesar de que nunca se especifica la ciudad en la que ocurren los hechos, varios críticos la lapidaron de enormemente racista debido a los agresivos asiáticos rebeldes. En Camboya se prohibió la exhibición de la película, solamente basado en su tráiler, que muestra un taxi con letras de su idioma al revés, aunque fue filmada en Tailandia durante el 2013 y 2014.



En resumen, la película es buena y bastante entretenida, aunque no está exenta de los típicos clichés de los dramas familiares, estos están en su justa medida y no alcanzan a hacer la experiencia desagradable. La recomiendo como un buen filme de acción para toda la familia de 14 para arriba.



CONVERSATION

1 ya son Blogger@s:

  1. (no salio antes mi comentario) Yo a Owen lo sigo hasta el fin del mundo, haga lo que haga :)

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top