Vivir una semana sin celular

Estar una semana sin celular, en tiempos como estos, es una tragedia moderna. Suena súper frívolo, lo sé, pero estar desconectada de whatsapp, instagram, perder todos los contactos del celular e incluso no poder llamar directamente cuando uno quiere, es un reto y una cachetada a como estamos viviendo hoy en día. ¿Aceptarían estar más de tres días sin celular?




Perdí, por pava, mi celular hace una semana y por trámites podré tener celular en dos días más. Querer desconectarse y estar más consciente de la vida cotidiana puede ser algo bueno cuando uno se lo propone, pero cuando se te pierde el celular inesperadamente, es terrible. Como no uso reloj, ando perdida por el mundo, para no llegar tarde a lugares tengo que irme media hora antes, perdí mi registro del calendario menstrual, perdí todos los contactos (incluso el de un mino que conocí el mismo día que se me perdió), ya no tengo alarma y, como si esto fuera poco, ya no sé qué hacer en mis horas muertas.

Cosas buenas de esto, he leído más. Lo malo (después de todo lo anterior) darme cuenta de cuanto dependemos de los celulares y de la tecnología en general.

¿Qué hacíamos antes de la era de los celulares?



CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top