The Revenant – la naturaleza le queda grande a DiCaprio

The Revenant (Revenant: El Renacido) lleva a Leonardo DiCaprio a su extremo físico y psicológico en un drama de casi 3 horas sobre un hombre obsesionado con obtener venganza tras el asesinato de su hijo a manos de uno de sus propios compañeros. Ambientada en los 1820s, The Revenant es una película épica y violenta, como la naturaleza misma en la que se sitúa. Hugh Glass (DiCaprio) sobrevive lo imposible una y otra vez durante el filme; atacado por un oso en una escena brutal que parece no terminar nunca, abandonado y dado por muerto por sus compañeros, acuchillado por su mayor enemigo, asfixiado hasta perder la conciencia, casi ahogado en un torrentoso río, y lanzado de un precipicio – que mata a su caballo pero no a él.




Dirigida por Alejandro González Iñárritu (Birdman, Amores Perros, 21 Gramos), esta es una película que impresiona pero agota por sus excesos. La fotografía es magnífica, pero el uso de gran angular provoca una sensación perturbadora y amenazante, casi como estar siendo acechado por un animal salvaje – que probablemente fue la intención de Emmanuel Lubezki, el cinematógrafo a cargo de la cinta. La actuación de DiCaprio ha recibido halagos de la crítica, sin embargo, lo cierto es que DiCaprio siempre entrega lo mismo: gritos, suspiros y gemidos que huelen un poco a “por favor denme un Oscar”. La relación con su hijo, Hawk (Forrest Goodluck), cuya muerte mueve toda la película, es forzada y no inspira emotividad alguna. Otra historia es John Fitzgerald (Tom Hardy), el malo de la película pero el único personaje que transmite emociones reales.



The Revenant está basada en la novela homónima de Michael Punke e inspirada en hechos reales. Lamentablemente, Iñárritu abusó de la fortaleza física de su personaje principal y le entregó dotes sobrehumanas que dan a Glass un carácter inverosímil. Lo mismo ocurre con las tribus nativas, que si bien cuentan de mayor realismo que en un western – aquí al menos tienen cualidades individuales y conflictos propios – son retratados en ocasiones como seres mágicos y excesivamente espirituales. Lejos del guion que propulsó las cualidades visuales de Birdman, The Revenant se estanca en lo visual y carece de sustancia. Lo que falla en la narración, sin embargo, esta película lo compensa con escenas en exterior magníficas y una seguidilla de secuencias de violencia – en su mayoría justificadas – que nos recuerdan cuán fuerte es realmente la naturaleza.

The Revenant se estrena en Chile el 21 de enero de 2016.

Trailer




CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top