Trabajar en vacaciones

Desde hace algunos años he trabajo durante el verano. Un par de veces obligatoriamente y otras por decisión personal. Este año, nuevamente me he quedado en Santiago porque aún estoy pagando mis vacaciones por Europa, pero no me arrepiento ni un segundo de que sea así, ya que al pasar del tiempo he aprendido a tomarle el gusto a trabajar en esta época por los siguientes motivos:






1.- Me demoro mucho menos tiempo en llegar que durante el año ya que no hay tacos y hay menos gente circulando por las calles.


2.- En la oficina nadie anda estresado porque están ansiosos esperando que llegue el día para irse de vacaciones, y los que vienen llegando están relajados después del descanso.


3.- Se puede ir vestido con ropa más informal que durante el año ya que los jefes andan más relajados durante este periodo.


4.- Debido a que se oscurece más tarde hay más posibilidades de realizar actividades post trabajo del tipo deportivas, visitas a amigas (que sí están de vacaciones), happy hours, entre otras.


5.- Aún cuando no me tomo vacaciones igual existe la posibilidad de irme los fines de semana a la playa, al campo o a algún lugar cercano a la ciudad, sirve para cambiar de aire y renovarse.


6.- Cuando en Santiago comienza el frío y ya están todos empezando a estresarse nuevamente, yo tomo mi maleta y desaparezco de la oficina por un par de semanas.

Para este año, mientras todos andan en la playa, yo estoy empezando a planear mis vacaciones en junio. Espero me resulte o si no trabajaré durante todo este año con mucho gusto porque las vacaciones que tuve en junio pasado valen la pena completamente.



CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top