Confesiones de una blogger embrujada y mamá a tiempo completo

En esta ocasión no os voy a hablar de ningún producto potinguil, de ninguna marca. Me apetece compartir con vosotr@s un poquito de mi vida, mis pensamientos, inquietudes, anécdotas, aquí y ahora os habla un intento de beauty blogger y mamá a tiempo completo.



¿Cómo empece a interesarme por este mundillo potinguil?


Si mi memoria Dori no me falla, recuerdo que vi un video de una famosísima Youtuber, que en esos momentos no lo era tanto, mostrando cómo hacer una mascarilla facial casera a base de agua de arroz. ¿Os suena? De eso hace ya unos cuantos añitos.

A partir de ese video empecé a interesarme más por el mundo de la belleza y comencé a ver más videos y a más Youtubers, blogs, reseñas.

Si os soy sincera, no había prestado tanta atención al cuidado facial, hasta entonces. De hecho, mi rutina facial se basaba en lavarme el rostro con una pastilla de jabón y una crema hidratante, la cual aprovechaba a comprarla 2x1 para darle una de ellas a mi madre.

En cuanto al maquillaje, lo más básico: base de maquillaje -por supuesto un par de tonos más oscuro que mi piel, ignorante de lo que significaba "se te nota el corte"-, corrector -este he de decir, que yo recuerde, siempre he utilizado pero en esa época cuanto más claro mejor, esa máxima blancura debajo de tus ojos efecto faro, tengo fotos que lo demuestran-, máscara de pestañas -no importaba cuántas capas te pusieras, cuantas más mejor- y brillo de labios transparente -este último lo recuerdo bien ya que era lo bastante pegajoso para que en un día de viento todo mi pelo quedara literalmente pegado a mis labios como pegamento-.

Creo que con lo anteriormente dicho seguro que muchas os identificais.

Por supuesto ahora no soy una Cumlaude en Belleza, todo lo contrario, todos los días se aprende algo nuevo, pero he aprendido a realizarme una limpieza y cuidado facial más adecuada a mi tipo de piel. Y por supuesto, he mejorado todo lo anteriormente dicho, no es que ahora sea una Cumlaude en maquillaje pero eso sí, se lo que me favorece.

Con todo esto os quiero decir que nadie nace sabiendo y que todos tenemos un pasado o principio. En mi caso, tardío, ya que tenía mis añitos y además ya era mamá de una preciosa princesa rubia que ocupaba prácticamente todo mi tiempo. Pero siempre digo "nunca es tarde para nada" y si algo te gusta, te apasiona, tengas la edad que tengas, el tiempo ahí se busca cuando algo te interesa. En mi caso es este mundo potinguil, a pesar de ser mamá, ahora, de dos princesas rubias que ocupan la mayor parte de mi tiempo.

Muchas me preguntan cómo lo hago. Casa, niñas, publicar en tus redes sociales a diario, tener un blog, maquillarte. Ni yo misma lo sé. A veces me faltan horas en el día, pero creo que a todas nos pasa, incluso si no tienes niñas. Trabajo y casa ocupan todo nuestro tiempo y poco nos queda para dedicarnos a lo que realmente nos gusta. Pero ese poco tiempo lo aprovechamos al máximo, en mi caso a todo lo anterior: maquillaje, cosmética, sin descuidar lo realmente importante, que en mi caso es mi FAMILIA.

En próximas confesiones más de mí.
Como siempre espero que os haya gustado este post. Besitos Bellezones.



Entrada enviada por eltocadordeembrujada del blog:
http://eltocadordeembrujada.blogspot.cl/, España



CONVERSATION

4 ya son Blogger@s:

  1. yo no encuentro tiempo para tanto, admiro a las que si.

    ResponderEliminar
  2. http://www.patriotpokerplayers.com My pride fell with my fortunes, The empty tube makes the loudest sound

    ResponderEliminar
  3. Hola bienvenida, la verdad es que cuando uno es capaz de hacerlo uno hace todo cuando ya no eres capaz te cuesta tomar el ritmo. Es cosa de motivación, prioridades y también aguante. Saludos

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top