Ciudadanos de SEGUNDA CLASE

Por rociosalazarp desde Chile


En conversaciones familiares, con amigos y con desconocidos, ha surgido la odiosa posibilidad de que hay personas mucho menos importantes que otras, humanos poco valorados por sus pares, en fin, personas casi invisibles, ciudadanos de segunda clase que no tienen real derecho a voto, solamente a una susurrante voz ante una masa sorda como público.


Preguntas eternas fecundan ese frustrante pensamiento: ¿A quién le importa si mañana no hay que comer? ¿Será posible darse algunos gustos? ¿Cuándo se acabarán las deudas y el insomnio que las acompaña? ¿Es posible dormir tranquila en mi país? Democracia... ¿En serio? Esto es una joda, ¿dónde están las cámaras? Pues las respuestas son bastante oscuras y no se vuelven certezas por más que alzo el mate hacia mi boca, absorbiendo un poco de esta infusión y de condenados sueños.

¿Cuántas veces te has preguntado si es necesario tanto esfuerzo para dar medio paso hacia quién sabe dónde? Hay momentos en que soy parte de esos ciudadanos olvidados por todos. Ciudadanos operativos y con capacidad de respuesta, con inteligencia de sobra, pero pocas opciones de arriesgarse, pocas posibilidades de soñar. Personas moviéndose hacia un fin difuso, sin metas reales o definitivas, pero que caminan en la línea de sobrevivencia olvidando que esto es un derecho básico. ¿De qué sirve ser pensantes si no podemos optar? Hay momentos en que no me queda claro para qué somos ni para qué estamos…



CONVERSATION

12 ya son Blogger@s:

  1. ohhhh!!! Que fuerte!!! A mi querida Rose! me produce mucha impotencia todo lo que le secude a mucha gente en nuestro pais ,mientras algunos como yo viajamos nos comprmos casas ,surgimos como locos hay otros que no dan un pasito adelante y solo porque no nacieron con la puta plata! en la "cuna de oro" Yo no he tenido plata toda mi vida, de un dia para otro tuve que saber lo que es trabajar y ahi conoci mucha gente como la que tu ye refieres y los admiro pero más que nada no entiendo porque! para ellos todo muy seguido se vuelve una mierda y solo un sueño! La verdad no lo entiendo ¿por que? ¿que se puede hacer? Gente que se esfuerza mucho con toda su alma y nada es tan irritante!!! tan injusto!! NO ES JUSTO NO ES JUSTO NO ES JUSTO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie dijo que sería justo... jamás se me olvidará esta frase, está grabada en mi corazón que busca justicia ever. Lo único que espero es que sea menos frustrante, finalmente.

      Eliminar
  2. Así es... habemos quienes las cosas nos cuestan el doble, a veces, el triple, y no por merito, ni por inteligencia, ni por proactividad. Es una lástima. Muchas veces me siento como tu. Maldita clase media!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces siento que hay seres humanos que nacieron con las alas cortadas... que triste sentimiento!

      Eliminar
  3. Uffffffffff, uffffffffff, cuando leo tu entrada mi ser quiere decir tantas cosas pero mi yo pensante positivo me dice, nop para siempre puede ser peor. Está claro que muchas cosas no son justas, es cosa de dar un ejemplo como, ¿han visto el precio de las viviendas últimamente? osea WTF.... pero también pienso, ¿Hasta que punto uno es positivo y no se deja afectar por la realidad de uno o de la masa? aaaaa

    ¿y dónde están los super héroes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al escribir esto tuve una lucha interna sobre lo mismo. Tal como tú trato de no dar cuerda a lo negativo para que no sea parte de la ecuación, pero cuando le pasa a otros se torna tan evidente que es imposible hacerse la loca... Según yo, el tema en cuestión es si seguimos en esta rueda nos estamos haciendo cómplices? Dónde está el límite entre el positivismo y la indolencia? DÓNDE ESTÁN LOS SÚPER HÉROES!!!???

      Eliminar
  4. Lindas......ya llevo casi dos años fuera de Chile y mis oídos ojos y mente se han ido desacostumbrando al ritmo de vida santiaguino de clase media. Con toda honestidad, es deprimente la realidad que leo en los diarios chilenos. Los precios de las cosas básicas, como transporte, viviendo y salud son una estafa. Chile como país tiene todos los recursos y la capacidad humana para que las cosas se hagan de manera acorde a las necesidades de la gente. No se tiene cómo aspirar a ser primer mundo con malls, mega conciertos y autopistas si tan solo un niño queda sin educaci´n de calidad, o un joven queda sin trabajo o la abuelita se muere no más por que no hay quien la atienda.

    Las admiro chiquillas, es redifícil vivir en clase media, peor se puede no más. Besosososososos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy triste lo que dices, Mandy, me hace sentir ganas de salir corriendo de este país a pesar de todo el amor que le tengo... Pero bueh, si te dan harina, aprende a hacer pan, nada más que hacer.

      Eliminar
  5. pensar en exceso no es bueno, especialmente porque el cerebro humano siempre tiende a enfocarse en lo negativo.
    viajando he conocido a gente viviendo en la miseria absoluta, sin embargo, sus desgracias permanecen aparcadas mientras disfrutan de pequeños placeres y una existencia hermosa y pacífica.
    siempre que exista salud, existe la posibilidad de conseguir lo que se quiera. la justicia es una cabrona muy irónica, sé fuerte y no pienses en lo que es justo y lo que no.
    no te apenes de tus circunstancias, alégrate por tus cualidades, da las gracias por lo que tienes y por lo que quieres, verás como esos sentimientos poco a poco desaparecen y tu realidad cambia.
    ánimos mi niña! eres muy grande, no te pongas trabas con pensamientos que no conducen a nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, pensar en exceso no es bueno... pero reflexionar de vez en cuando sobre nuestro medio creo que es necesario para no terminar viviendo en una burbuja, después de todo vivimos en una sociedad.
      En un momento de mi vida me dijeron "sácate la mochila de la justicia que no te dejará avanzar". Lo hice, pero cada cierto tiempo la saco del armario y reviso todos esos ideales que tengo guardados ahí dentro... y recuerdo que lo único malo de hacerse adulto en un sistema capitalista es que se te olvidan algunos principios que te hacen vibrar más que nada...
      Como dices, no es un problema de dinero, sino de espíritu. Cómo le entregas espíritu a alguien que está eternamente preocupado de las necesidades básicas? Cuando lo urgente no se acaba no logras ocuparte de lo importante y eso mata el espíritu.
      Lo que más me asusta es que algún día pasaré sin dolor al ver desperdicios de seres humanos despreocupados de encontrar lo que les llena el alma, lo que ilumina el espíritu, lo que tranquiliza el cuerpo, lo que equilibra la mente.
      Estos pensamientos se desvanecerán y luego volverán, cíclicamente, pero no me pidas que los olvide por completo porque los necesito para saber cuánto he avanzado en la vida, son una base idealista que amo con todo el corazón.
      Un beso enorme Maha, ojalá algún día tenga el placer de conversar una cerveza contigo.

      Eliminar
  6. Existen muchos factores que definen a las sociedades, no hay que quedarse indiferentes ante aquellos que prefieren quedarse sin surgir, que les acomodan las ayudas sociales y que esperan a que siempre le den todo. De esos hay muchos, pero también está el otro extremo, esos que siempre tuvieron y van a tener, que viven en una burbuja y que para comprarse un auto sólo tienen que levantar un dedo, de esos también hay hartos.
    Pero los que estamos cagados somos nosotros, los que estamos al medio, los que mueven al país, los que pagan impuestos, el 80% de los chilenos... Esos son los que de verdad estamos en la segunda categoría, nadie nos da ayuda social, nos endeudamos para estudiar, para un auto, casa, etc. cada emprendmiento es un salto al vacío y nadie está allá abajo para recogerte... Esos son los verdaderos segunda categoría. Resumen, la escases o abundancia de plata no define la categoría, a la gente no hay que darle pescado, hay que enseñarle a pescar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso muy parecido a ti... SOMOS LOS IMPRESCINDIBLES!!! Y a estas alturas creo que si la contingencia nos dejara avanzar más rápido seríamos una sociedad mucho más culta, llena de riquezas humanas y menos opaca. Claro, eso no lo sabremos jamás!

      Eliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top