Facebook y el vínculo con la muerte

Por Ailén Rodriguez desde Uruguay

Hace unos pocos días tuvimos la triste noticia de que un amigo nuestro fallecía de un ataque cardíaco.

Al volver después de recorrer muchos kilómetros, pasar horas en vela, volvimos a casa. Al abrir facebook, me encuentro con una serie de condolencias y declaraciones en el muro de mi amigo.


Verdaderamente, ¿cuál es el objeto de este acto? ¿Cómo llegamos a creer que el facebook de un ser querido que ya no está es el lugar apropiado para dejar nuestro pésame o expresar nuestro dolor?

¿Por qué elegimos realizar estas declaraciones sentados detrás de una pantalla en vez de hacerlo con la familia compartiendo el mal rato? 

¿Será que nos volvimos cómodos hasta para los velorios?

Muros con tarjetas de condolencias, expresiones de amor, expresar lo mucho que lo/a extrañamos, saludos de cumpleaños contando lo mucho que se hubieran divertido, es entre otras cosas, ha sido lo que me he encontrado en los muros de diferentes personas amigas y familiares que han dejado este mundo. 


En ocasiones, la familia no tiene acceso al perfil de la persona que ya no está y por eso este sigue abierto a que cualquier contacto, en contacto con los parientes del ausente o también otros contactos de este. 

Pero, ¿qué piensan estas personas? ¿Puede evaluarse como de mal gusto frecuentar con comentarios el perfil de alguien que ha fallecido? 

Las formas en las que se le rinde tributo a los muertos ha variado de múltiples formas en el correr de los años. Desde cremadas en público, hace siglos, fiestas con música y comida, hasta pirámides o monumentos a personas relevantes para la sociedad. 


¿Cómo podemos concebir que ahora facebook se haya unido a los sitios que la gente recurre para expresar su dolor ante la falta de un ser querido? En casos de muertes de personas jóvenes, se ve aún más exacerbado el uso de este medio para rendir tributo. ¿Cambiaremos los cementerios por el facebook de la persona en cuestión? 

La secuencia de recuerdos a la cual nos enfrentamos en un perfil de face, probablemente colabore a mantener viva la memoria de alguien en la red de sus contactos...

Reuters

He visto familiares que publican incansablemente en el muro de su ser querido, casi como si la persona los leyera... Como antes uno podía ver en una tarde de domingo personas visitando los cementerios, ahora es posible leerlo en los muros, y saber que es lo que pasa por la mente de las personas que sufren la ausencia. 

Tal vez ayuda a sobrellevar la pérdida o tal vez no colabora a cerrar el ciclo. 

Seguramente deben haber tantas lecturas como personas hay.

Sin dudas asistimos a un cambio en el paradigma de criterios frente a lo que puede ser las condolencias, el expresar dolor y el vínculo con la muerte, que ahora se establece con un perfil de facebook activo de la persona que ya no se encuentra entre nosotros. 

Tendrán que pasar años para saber cómo devendrá este vínculo y durante cuánto tiempo la gente mantendrá viva la llama de ese ser en las redes. 



CONVERSATION

3 ya son Blogger@s:

  1. Muy buena reflexión! Hace unos días lo charlábamos con una compañera de trabajo, es muy loco lo que sucede con FB, evidentemente las redes sociales han llegado a formar parte de nuestra vida de tal modo que, mientras el muro esté disponible, nuestro ser querido no murió del todo... o es simplemente una manera de compartir el dolor, como antes se hacía publicando las condolencias en el diario? A mí me da escalofríos!!! Sobre todo porque hay gente menos cercana que no se enteró de la noticia, y sigue intentando comunicarse...

    ResponderEliminar
  2. El papá de mi mejor amigo murió en diciembre del año pasado y eso provocó el distanciamiento de las familias y publicaciones desagradables en el muro de su papá. Mi amigo se contactó con facebook y a pesar que le pidieron el certificado de defunción se negaron a borrar la cuenta, ya que le dijeron que al fallecer el dueño quedaba como una especie de "cuenta memorial", lo que encuentro una verdadera tontera.

    ResponderEliminar
  3. Es sumamente curioso, y me he preguntado muchas veces qué pasará con mi vida en el ciberespacio cuando ya no este. Es súper complejo y raro. Pienso que es sumamente valido, pero creo que cuando se reemplaza algo tan significativo como el dar el pésame a la familia en persona o ir al funeral por dar un mensaje en Facebook, es optar por la comodidad. Si es complementario no me parece malo, es parte de lo que vivimos con los social media y el internet.

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top