Buena para la cama

Por La Churro desde Chile

Veía a una compañera de trabajo muy pensativa, se acerca a mí y a otra compañera y nos pregunta muy seria "¿Qué significa cuando un hombre dice que una mujer es buena para la cama?". Extrañadas, le dijimos que se refería a que una mujer fuera buena en todas las formas posibles de una relación sexual, creyendo que la pregunta se refería al uso de la jerga, por ser ella una colombiana con poco tiempo en Chile. Pero nos aclara: "Es que los amigos de mi esposo hablaban de una muchacha y decían que ella es buena para la cama... y yo quiero que mi marido diga eso de mí".

Imagen de www.gettyimages.com

Ella nos contaba que lleva 15 años de casada, y con tres hijas. Su matrimonio en estos minutos atraviesa por una crisis, llegando al punto de que se plantearon la separación. Ella no quiere ese fin y está dispuesta a mejorar sus errores y carencias, entre las que asume que se encuentra el sexo. Me decía, por ejemplo, que quiere aprender a practicar un buen sexo oral, "yo antes se lo hacía mucho, pero ahora me da asco... debe ser que ya se volvió costumbre". Le pregunté si alguna vez realmente lo disfrutó, y su respuesta fue negativa.

Me llené de preguntas en mi mente respecto al sexo, la sexualidad, lo que nos enseñan, sobre el placer, el querer y el deber, sobre el tiempo, la rutina, de lo que hacemos y lo que realmente nos gustaría hacer... pero todos esos cuestionamientos quedarían para después (y quizás un análisis en otro post) pues debía darle una respuesta a la afligida mujer.

Mi compañera se adelantó y le dijo que lo más importante era perder la vergüenza, lo que encontré un consejo muy acertado. Ella comenzó a contarnos cómo había tenido sexo en un bus, en un restaurant, en un parque... para ella eso era perder la vergüenza y le podía dar sazón a la deteriorada relación. Pero mi pensamiento difería un poco. Le dije que para mí perder la vergüenza se refería a ella misma y a los temores absurdos que una se auto impone. Que se atreviera a dejar sus propios miedos, vencer la vergüenza al ridículo en un juego de roles, perder la vergüenza a su cuerpo con un streep tease, perder la vergüenza de confesar sus fantasías, perder la vergüenza al goce y al placer. Le dije que para mí eso debía ser un proceso, y que fuera dando pequeños pasos en la medida en que ella misma se sintiera cómoda. Quizás comenzar a atreverse a encender la luz, a comprar una lencería sexy, a ir a un motel... lo que ella y su pareja fueran sintiendo, porque no hay recetas mágicas para ser buena en la cama, es más, creo que no existen mujeres "buenas para la cama", existen parejas que se acoplan, que llegan a un consenso, que se escuchan, que se conocen, que se sienten, y en este caso, que se aman, que es el ingrediente más importante.

¿Qué consejo darían ustedes en mi caso? 
¿Creen que se puede ser "buena para la cama"?



CONVERSATION

1 ya son Blogger@s:

  1. mmmm, no se si lo soy o no, pero recibo halagos de mi pareja y la paso bien, no tengo vergüenza, creo que eso es lo principal, atreverse y hacer cosas que disfrutes haciéndolas, tal vez explorar aquellas cosas que te dan vergüenza o asco, lo cual encuentro absurdo, pero en fin. Ahora si es con tu pareja estable y de años con mayor razón la relación debiese ser muy buena en esos aspectos :) Y si es muy extremo el complejo pedir ayuda profesional o leer a Alessandra :)

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top