Realmente quiero apoyar en su recuperación

Por Angela Claverie desde Chile


¿Te parece conocida esta situación?: “Veo a mi amiga muy bajoneada, quizás hasta podría decir que está deprimida. Por supuesto que yo quiero ayudarla a sentirse mejor, quiero sentirla motivada y alegre, ¡quiero verla plena! Sin embargo, por más que trato de tirarla para arriba, no veo que la sonrisa vuelva a inundar su rostro”. 

Es común que personas que son muy importantes para nosotras pasen por estados de tristeza y baja vibración, a nosotras también nos pasa. A veces sabemos con claridad la causa, otras no nos queda tan claro, pero en todos los casos queremos ser de ayuda para quien lo está pasando mal.

Lamentablemente, nuestros esfuerzos pueden parecernos en vano al tratar y no lograr elevar al otro a un estado de ánimo sano y radiante, pero es importante que entendamos que no es nuestra culpa. 
Se ha comprobado que para pasar desde una vibración muy baja, como el miedo o la depresión, a un nivel elevado, como cuando nos sentimos felices, poderosos y entusiasmados, el trecho emocional a transitar es largo y, aunque ciertamente el trayecto se puede recorrer, hay que ir paso a paso.

Quizás como amigas, madres, pareja o colegas de quien atraviesa por una etapa de baja vibración, nos cuesta entender que cuando la otra persona pasa desde la tristeza al enojo es porque felizmente ha subido un peldaño hacia su recuperación, en lo que algunos autores llaman la “Escalera emocional”. A continuación detallo a qué me refiero.

Escala de emociones:

1. Pasión/ Alegría/ Conocimiento/ Poder Personal/ Libertad/ Amor/ Gratitud
2. Entusiasmo/ Ilusión/ Felicidad
3. Expectativas Positivas/ Creencia
4. Optimismo
5. Esperanza
6. Satisfacción
7. Aburrimiento
8. Pesimismo
9. Frustración/ Irritación/ Impaciencia
10. Agobio
11. Decepción
12. Dudas
13. Inquietud
14. Culpabilidad
15. Desánimo
16. Ira
17. Venganza
18. Odio/ Rabia
19. Celos
20. Inseguridad/ Remordimientos/ Falta de autoestima
21. Temor/ Desconsuelo/ Depresión/ Desesperación/ Impotencia

Pasar de sentirse deprimido y falto de poder, a estar iracundo o incluso querer buscar venganza, es un positivo ascenso en la escala emocional para ir tras una mejora real y permanente del ánimo. Puede que a quienes rodeamos al que recorre esta escala se nos haga confuso y difícil entender o soportar estos cambios que experimenta el otro, pero tener conocimiento de estas etapas, en la mayoría de los casos, nos será de mucha ayuda.

Cada peldaño subido permite a las personas ir retomando el poder personal y la alegría de vivir, un poquito cada vez. Al ir avanzando quizás se encuentren con dudas sobre la responsabilidad frente a la situación que esta persona está viviendo, o se sientan impacientes por solucionar los asuntos más rápido, pero cada vez se va ascendiendo un poco más. Cada persona tiene su propio ritmo, pero ya que el fin último en la vida de todos es sentirnos felices y la libertad es nuestra herramienta más útil, será muy beneficioso permitirle a quien amas el que ascienda por la escala emocional a su ritmo, respetando sus tiempos y los cambios de humor que, sin duda, irá experimentando en el proceso. Recuperará su buen ánimo y además se sentirá poderosa, y nosotras estaremos orgullosas de haber sido buenas compañeras en el viaje emocional de quienes tanto amamos.


Para más información y ejercicios de ayuda: "Pide y se te dará" (libro y cuaderno de trabajo) por Esther y Jerry Hicks, Ediciones Urano.

Déjame saber si has tenido una experiencia similar con una amiga o si tú fuiste quien atravesó este duro proceso emocional y cómo lo superaste.



CONVERSATION

2 ya son Blogger@s:

  1. me encantan estos post, enseñan muchas curiosidades, la verdad es que con el tema del trabajo, como está tan complicado, podría decirse que me ha pasado, pero bueno poco a poco superando historias jeje un saludo


    elcajondemibureau.blogspot.com
    elcajondemibureaushop.blogspot.com

    PD: si me seguís os sigo, besitos a todas!!!

    ResponderEliminar
  2. Las emociones no son tan simple de explicar como peldaños, para mí son más bien piedras de río que vas pisando, desniveladas y mezcladas. Tener depresión no significa que no te rías con un chiste, así que jerarquizar emociones es caricaturizar lo que se siente cuando se describen desde fuera los cambios de ánimo. La escalera es la ilusa percepción de que la felicidad es un estado último y eterno, pero en realidad se siente a momentos, para dejar una huella y sólo eso.

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top