¡Nos llegó el primer "viejazo"!

Por La Criticona desde Chile

Qué terrible es darse cuenta de que ya no eres la jovenzuela que anda por ahí con los pechos bien puestos; ahora están un poco caídos y salieron algunas arruguitas en el rostro. ¿Para qué decir las canas?; están a la orden del día, ¡no encontrarse una es raro!

Nos engañamos diciendo que es por la rabia del otro día, el pelo se cae más, en cualquier momento quedamos calvas y la verdad es que nuestras células comenzaron a morir. Triste, pero cierto; hay que aceptar que, llegando a los 30, tienes que enfrentar la cruda realidad y aceptar que te llegó el primer viejazo de la vida.
¿Cómo saber si me estoy volviendo vieja?
Bueno, los signos son varios. En mi caso, me he transformado en la señora de las cremas y las vitaminas para la piel. Desde que vi el mapa de arrugas en mi frente y ojos, me dio el "ataque zorriático" (aún no lo he explicado, se los debo). Casi me morí, en serio, me fui a negro y quedé con cara de "huevona" frente al espejo; incrédula, tratando de limpiar el espejo y mis anteojos, para ver si era verdad lo que mis ojos veían. 

Ésa es una; ya hablando de ojos, bueno, para las que somos un poco ciegas, ahora lo seremos aún más. Es una cosa de matemáticas; y las matemáticas no mienten. La tendencia es clara, eres ciega y perderás la vista con el pasar los años, ¡hay que asumir la ceguera!
¿Haces dieta y mil ejercicios y solo bajas medio kilo?
Cada vez engordas más, ¡pero es una cosa de la puta madre! Respiras azúcar y engordas, es una cuestión mágica, una cosa de cuentos de hadas, ¿dónde se ha visto que, por comer un pastel, uno engorde dos kilos al día siguiente?; es una verdadera tortura. Entonces, estás ahí, como estúpida, preparando la ensaladita; el atún; la frutita picada y cuanta cosa; para poder mantenerte, ni siquiera bajar. Eso olvídalo, tendrás que hacer dieta y mil ejercicios para bajar medio kilo, y será la felicidad máxima.

Luego, si eres una cerda como yo, llega el fin de semana, te lo comes todo y volvemos el lunes con la semana que llamaremos "y nos cagaremos de hambre". Así es la cosa, respiramos y engordamos, ¡nada que hacer!; el viajazo no tiene piedad con nadie.
Con poca actividad física, ¿casi te quedas sin respiración o te duele todo?
Subes una escaleras y no te salvas del ataque cardíaco; éso para las no deportistas. Para las deportistas o que intentan serlo, como yo, anda a caerte o doblarte un poco porque es seguro el: desgarro, esguince o quebradura. Un tirón mal hecho con el malestar, te puede durar días. Es que tu cuerpo ya no es lo mismo que a los 15; ya no es lo mismo.
¿Te has descubierto hablando como "vieja de mierda"?
Pero dejando todo lo físico de lado, que es horrible, está el viejazo psicológico. Ya no te da tanta alegría ir de fiesta porque, al otro día, el malestar físico y mental se los encargo. Posiblemente, prefieras quedarte en casa en pijamas, comiendo algo rico y viendo película; eso es preferible a salir por ahí a bailar hasta las 7 de la mañana. Es que un cuerpo viejo no da para tanto, ya no andamos para esos trotes.

Lo más terrible es descubrirse hablando como "vieja de mierda", esas típicas frases, "es que cuando yo era joven". OMG, ¡paren ahí mismo!; aún somos jóvenes, pero parece que no nos sentimos así. Podría ser la causa de sorprendernos por la juventud de estos tiempos o encontrar que el tiempo pasado fue mejor; sentir nostalgia de las cosas de nuestra juventud; moda; dulces o la música. El volver al pasado, a menudo, suele ser un gran síntoma de que nos llegó el primer "viejazo".

A los 20 de más, te veías de 30 con alguien de 23; incluso, te parecía cool. A los 30, verte con alguien de 23 era inconcebible; y es que considerabas que un chico de 23 era demasiado chico para ti o una era demasiado grande y madura para andar con un pendejo de esa edadAsí de concreto, ¡VIEJAZO! 


Cómo dice @P0ps: "¡ya no estamos para practicar deporte extremo!"


¿Les ha llegado el primer viejazo?
¿En qué se dan cuenta?



CONVERSATION

5 ya son Blogger@s:

  1. - cuando una dice "una niña" o "una cabra chica" refiriendose a personas de 20 años

    - cuando juntarse a las 12 de la noche es demasiado tarde o prefieres quedarte acostada viendo TV

    - cuando fui a una discoteque y encontré que había puros "cabros chicos" jajajaja...
    - cuando empecé a usar ropa bassement o umbrale (marca tipica sub 35 de chile), cuando empecé a usar jeans a la cintura y no a la cadera jajajajaj

    -

    ResponderEliminar
  2. CLAU, excelentes ejemplos, me encantaron :) si me doy el tiempo los agregare, están geniales :) gracias por comentar

    ResponderEliminar
  3. uufff..tengo un montón más jajajajaja de cuando empecé a asumir que ya era adulta...hice una lista en algun momento de mi vida...la que mas me duele hasta el día de hoy: que quinceañeros me digan tia jajajajajaj

    ResponderEliminar
  4. jajajaaj me rei muchisimo!! Es verdad! me identifico con algunas partes, si bien todavía me faltan dos para los 30!!
    Lindo y divertido post!

    ResponderEliminar
  5. A veces hablo como vieja, trato a las demás de lolas y chiquillas y es que casi todas son menores que yo (tengo 34) xD

    Por suerte no tengo casi arrugas en mi cara, salvo la del ceño fruncido y unas pocas de los ojos y sería, pero si, estoy ahora toda encremada y buscando cuestiones con arbutina, adenosina y cualquier cuestión que me rellene las arrugas.

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top