Valentía es hacer realidad nuestras ideas

No puedo hacer lo que estoy pensando. No creo que les parezca buena idea. Mejor me quedo donde estoy. Esto afectará al ambiente familiar y amistoso, mejor doy un paso al lado... En nuestro día a día, todas hemos dicho alguna de esas frases. Sean honestas, en más de una oportunidad el autosabotaje nos gana la batalla cuando queremos hacer algo. Y en muchas ocasiones, aunque no queramos verlo, algunas de las personas de nuestro círculo nos minan las ganas de actuar con sus opiniones.

Las energías y las ganas de hacer algo que realmente sentimos es bueno para nosotras mismas, comienzan a disminuir cuando tomamos atención a las personas que nos rodean y, sobre todo, a los comentarios que dicen cosas como "yo lo intenté y no me resultó"; "yo quise hacerlo, pero me di cuenta que no daba para ganarse bien la vida"; "yo estuve trabajando en ello, pero al final te aburre"...

Llevo así desde hace algún tiempo, pero quiero dejar de lado el autosabotaje y, por encima de todo, quiero dejar de darle importancia a las palabras que las demás personas me dicen, sea una buena experiencia o una mala experiencia, hayan tenido la misma idea que yo o no. 

No hay clave para el éxito. No siempre lo que le funcionó a la persona que logró conseguir lo que quería, nos puede funcionar a nosotros con lo que queremos emprender. Más allá de que tuvieran una clave para el éxito, pienso simplemente que esas personas estuvieron en el momento adecuado o conocían a las personas adecuadas (o a veces ambos), pero también, fueron lo suficientemente valientes para enfrentar sus miedos, la palabrería de sus cercanos y las adversidades económicas que se pudieron haber puesto en el camino.

Claro que debemos darle importancia a temas como el dinero que queremos ganar y como queremos vivir, pero siento que es en la ultima frase en la que debemos concentrarnos: ¿Cómo queremos vivir? Queremos vivir bien con nuestras emociones, conformes con nuestro trabajo y con nosotros mismos. O es mejor andar estresados todo el tiempo, tristes, un vacío en el corazón y pensando qué hubiera pasado si hubiera llevado a cabo mi idea. 

Sea cuál sea la respuesta, yo solo quiero invitarlas a que sean valientes y honestas con ustedes mismas, hagan realidad las ideas que tienen. Es probable que más de alguna tenga un emprendimiento lindo por realizar o estudiar, una carrera o cambiarse de trabajo. Creo que buscando apoyo en las personas que realmente creen en nosotros, se hace más sencillo vencer miedos y obstáculos, sostener la valentía para seguir adelante y hacer realidad nuestras ideas. 



CONVERSATION

3 ya son Blogger@s:

  1. Toda la razón, creo que varias pasamos y hacemos eso. A lo que yo le llamo la paja mental. Fijo me da cada dos meses por ahí, ese bajo donde te dices cosas mala y ves el pasto del vecino mas verde. La verdad es que no hay receta, no te puedes comparar con el del lado ya que almoa todas persona diferentes que no son comparables. En esos momentos hay que estar con gente linda y que te ame para que te pueda apoyar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasar a comentar en mi entrada. Si, suele suceder eso de p paja mental... pero es claro que no tenemos receta para un éxito asegurado. :D Espero que muchas más podamos concretar las ideas que estamos pensando.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Me encantó tu mensaje. Lo mejor siempre es llenarse de energía positiva y de valentía, porque el camino para cumplir el objetivo tiene muchas irregularidades y hay que tener la actitud y las ganas siempre puestas para seguir hasta el final. Me hizo bien leerte.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top