Ahora nadar y escuchar música es posible


Debido a una lesión, hace alrededor de seis meses empecé a ir a la piscina a nadar; no soy ninguna Kristel Köbrich ni nada por el estilo, es más, cuando recién empecé ni siquiera podía nadar un largo de corrido porque ya en la mitad estaba agotada y tenía que parar a descansar un poco. Sinceramente, los primeros días pasaba más recuperando la respiración en la orilla que nadando, pero de a poco fui mejorando.

Mi experiencia con la piscina no es muy extensa; cuando chica fui a cursos de natación pero ahí aprendí principalmente a no ahogarme, recién en la universidad, a los 20 años, aprendí técnicamente a nadar. Luego de eso nunca más tomé clases ni asistí regularmente, hasta ahora, por lo que al principio me costó bastante tomar el ritmo, nadaba 50 metros y me sentía tan cansada como si hubiese corrido un maratón. Aún así no desistí, me gusta la sensación del agua en el cuerpo, la tranquilidad que provoca, saber que nadie me apura ni presiona por llegar al otro lado, no siento la voz de nadie más en ese rato y cuando una ya logra controlar la respiración, hasta se puede ir pensando al mismo tiempo.

Llevaba un par de meses nadando y sentía que algo me faltaba para que fuera perfecto: la música; la encontré cuando en una reunión de amigos conté que estaba yendo a nadar y uno de ellos me dice que se había comprado hace algún tiempo unos audífonos para nadar y que me los podía prestar, así que en la siguiente clase los llevé. Obviamente tenían la música que le gustaba a él (que no era la misma que me gusta a mí), pero aún así lo encontré increíble, era otra sensación y el tiempo pasaba mucho más rápido, por lo que ese mismo fin de semana decidí comprar los míos. Son los mismos de la imagen y los compré de ese color porque hacen juego con mis lentes (¡¡antes muerta que sencilla!!). Tienen toda mi música favorita, ahora nado y al mismo tiempo voy cantando las canciones que más me gustan (sólo en mi mente, obvio, jajaaja).


Seis meses después nado mucho más, ya puedo hacer 50 metros sin parar, espero un par de segundos y vuelvo a salir inmediatamente, el tiempo está siendo mucho mejor aprovechado. En mi entorno me han dicho que estoy más delgada, y sí, he bajado varios kilos y aún cuando creo que no será la actividad que seguiré haciendo por siempre, creo que cuando pueda volver a bailar quizás siga yendo una vez a la semana a la piscina.

Mi minuto masoquista: cargué la canción de One Day y hay un segundo en el que me siento toda una Emma dentro de la piscina.



CONVERSATION

3 ya son Blogger@s:

  1. Uy que genial, yo nade toda mi vida desde los 6 años hasta los 25, semana tras semana, luego me engince el tobillo y lo deje un tiempo, cuando salí de u deje de nadar por temas que no tenía pega para pagarme la piscina. Ahora me muero por volver pero la verdad no me queda ninguna. Piscina cerca de la casa o el trabajo :( y sin auto es como un gran esfuerzo que hacer. Espero algún día retomarlo cuando tenga la oportunidad de que se de de forma alineada a mi vida y tiempo. Cuando nadaba nunca estuve mal ni física ni mentalmente, y tenía un cuerpo de diva. Ahora soy toda una gorda lechona jajajaja cuando vuelva me comprare los audífonos, los encontré genial

    ResponderEliminar
  2. Yo también estoy empezando a nadar y justo el otro día pensé en lo mucho que me hacía falta la música. Aunque justo al lado de la piscina hay otra piscina con actividades acuáticas y ponen música que se oye hasta con la cabeza debajo del agua xD Pero ahora que sé que existen estos audífonos iré a comprarlos ^^

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mi me encantaron; en Sony hay dos modelos, el que sirve sólo para escuchar música y salió hace muy poco uno con bluetooth pero que es mucho más caro. En mi caso opté por el primero porque además sirve para desconectarse completamente, si el teléfono suena en la mochila que se aburra de sonar, el momento de nadar es MI hora desconectada del mundo

      Eliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top