La Hija de mi Novio #4: Buenos días, ¡al colegio!

¡Hola chicas! Vuelvo con un nuevo post de esta experiencia que sin duda ha sido toda una aventura cargado de amor y aprendizaje.

Como ya saben yo no soy mamá, por ende todo lo que viene de la mano de mi vida con Tititi es completamente nuevo para mí. Algo que se transformó en TODO UN TEMA era toda esta danza entorno a levantarla para llevarla al colegio (digo "era" porque ya con unos cuantos meses de práctica siento que lo manejo mucho mejor).

De partida, mi día cuando Tititi se queda con nosotros comienza mucho más temprano. Yo, generalmente, pateo el despertador hasta las últimas instancias y me levanto sólo para ducharme, vestirme y volar al trabajo. Bueno, con la pequeña en casa la situación es distinta. No hay posibilidad de patear el despertador, si nos atrasamos nosotros todos llegamos tarde... es un trabajo en equipo organizado lo que ocurre en las mañanas.



Una mañana con Tititi comienza a las 07.00 AM (quizás no es tan temprano para ustedes, para mí, la verdad, tampoco lo es en teoría, pero mi cuerpo no dice lo mismo). A esa hora debemos saber saltar de la cama para empezar la rutina. Yo me voy a la cocina y comienzo a preparar lo que llevará de almuerzo, siempre cocinamos en la mañana para que lleve todo calentito en su termo y evite meter la comida al microondas. Así que yo doy inicio a esa labor. Don Novio me sigue al ratito porque comienza a darle vida a la habitación para que la pequeña se despierte, así que la tele y sus monos son fundamental, luego va a la cocina y le prepara su vaso de leche y se lo lleva, para seguir despertándola. 

Mientras el almuerzo se termina de cocinar yo me voy a la ducha. Don Novio continua en la cocina con lo que haya que hacer y Kiara (nuestra perrita) anda por ahí saltando, comiendo y haciendo sus travesuras. Una vez que la Pelu está guapa y lista, Don Novio agarra a la Tititi y la lleva a asearse al baño. La ayuda a vestirse y yo paso a peinarla. Él termina en la cocina lo que haya que hacer y luego comenzamos a armar el bolso con las colaciones y almuerzo. 

Último llamado para que Tititi se lave los dientes y la cara, y partimos todos a las 08.00 AM (si logramos no atrasarnos) a dejarla al colegio.

Algunas veces la mamá de Tititi la manda con hermosos y complicados peinados, los que yo debo matar al otro día por ser incapaz de rearmarlos. Mi peinado más producido es amarrarle el pelo en una cola, ¡ese nivel!


¿Y ustedes, cómo se las arreglaron los primeros días de escuela?




CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top