Comer sano y tener un huerto urbano

Todas las mujeres que nos cuidamos, le damos mucha importancia a nuestra salud, cuidamos nuestro físico para sentirnos felices con nosotras mismas y sin embargo, a veces, descuidamos el tipo de alimentos que consumimos. ¿Y por qué no cambiar nuestros hábitos alimenticios con algo tan simple como cultivar nuestros productos? No te hablo de que te hagas vegetariana, que dejes de comprar en el supermercado, ni que tengas que dedicar tiempo al mantenimiento del jardín; te hablo de que hay una forma muy sencilla de comer más sano y es teniendo un huerto urbano.


¿No sabes qué necesitarías? ¿Crees que no tienes espacio suficiente en casa? Toma nota de los siguientes consejos y verás como cuidando y mimando tus cultivos toda la familia os sentiréis entusiasmados con vuestra comida.


¿Qué plantar?

-Semillas. En mi huerto planto de diferentes formas mis cultivos y una de ellas es mediante semillas. Cuando llegan los meses de invierno, preparo varios tipos, los planto, riego cada día, los dejo al sol en semilleros y los etiqueto para recordar meses después que tipología eran. Pero no siempre compro las semillas en paquetes, sino que la mayoría de las veces las recolecto de otros alimentos que he comprado para cocinar. Sobre todo el pimiento verde ha sido el vegetal que me ha dado mejor resultado. Para saber qué semillas tienen mayor probabilidad de brotar, las introduzco en un vaso de agua y las que flotan, las deshecho.

-Alimentos que se regeneran. Otras de las plantas que más me gusta tener en casa son aquellas que se regeneran, es decir, que antes de tirarlas, las plantas y vuelven a salir con el paso del tiempo. ¿Quieres hacer la prueba? Corta la 'cabeza' de una zanahoria y ponla en un plato con agua; a los días verás como empieza a brotar ramitas verdes. Con el hueso del aguacate también puedes hacer que vuelva a salir una planta; pínchale un par de palillos, ponlo en agua y a las semanas le saldrá raíz y un brote por arriba. Las patatas y los boniatos son dos clásicos de los alimentos que se regeneran, pero también cebollas, apio, lechuga, acelga…

-Brotes. Si hasta que comienza el buen tiempo tienes descuidado tus cultivos, entonces te recomiendo que directamente vayas a un vivero y compres pequeños brotes, de unos 10 o 20 centímetros. Si los riegas con frecuencia y les da bastante sol, en sólo un mes podrás conseguir que se dupliquen fácilmente de tamaño. En climas donde tener entre 20 y 30 grados de media en los meses de mejor tiempo, va genial cultivar tomates, pimiento, fresas; para los meses de más frío es preferible optar por lechugas, ajos, acelgas… También te recomiendo que no vayas a tiendas especializadas sino directamente a viveros; el precio es mucho más que considerable.


¿Dónde cultivar mi huerto?

Si crees que tu vivienda es demasiado pequeña para tener un huerto o piensas que sólo en un jardín es posible tener cultivos, te equivocas. Sólo necesitas una zona exterior, soleada y refugiada del fuerte viento. Mi terraza sólo tiene 10 m2 y tengo un huerto de 1m2 y un montón de contenedores rectangulares donde tengo brotes de tomate cherry, pimiento, fresas, cebollas. A continuación, vamos a ver las dos formas en las que podemos tener nuestro huerto urbano sin disponer de una gran superficie.


¿Cómo hacer un huerto urbano?

-Pallets. La forma más habitual de crear nuestro propio huerto es hacerlo con un pallet; para ello sólo tienes que girarlo de forma que la superficie quede hacia el suelo y cubrirlo con una bolsa de plástico; llénalo de tierra y tendrás tu espacio de cultivo. Te recomiendo que antes de todo le atornilles unas ruedas, así podrás limpiar la zona en la que lo dejes y moverlo para ubicarlo en las zonas más soleadas. Otra forma es poner un panel en la parte inferior y cubrirlo con tierra, así puedes poner los cultivos en los surcos que quedan entre tabla y tabla.

-Contenedores/maceteros. Pero si no quieres complicarte de momento la vida y quieres probar si te gusta esto de ser horticultor, compra unos cuantos maceteros o contenedores rectangulares y prueba el plantar tus primeros cultivos. Necesitan que tenga bastante volumen de capacidad, que sea más alargado para las plantas de raíces largas y rectangular para los que no necesitan demasiado espacio. Importante: Siempre deben tener buen drenaje y hay que colocarlos un plato en la parte inferior para que puedan absorber las raíces poco a poco el agua del riego.

Entrada enviada desde España por Laura Crusellas.



CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top