Cómo lidiar con las noches calurosas

Últimamente en Chile han estado las temperaturas tan altas que desenvolverse en el día a día resulta muy sacrificado. Uno se cansa más, suda más, se deshidrata más rápido y hasta nos cuesta concentrarnos. En lo personal, tengo poca tolerancia a las temperaturas extremas y en esta época debo recurrir a estrategias para poder regular mi temperatura. Muchas de ellas ayudan bastante a lidiar de mejor forma con el cruel calor.


Cuando hace mucho calor mi consumo de agua se dispara. Durante el día la consumo para bajar la sensación térmica de mi cuerpo y durante estas noches calurosas incluso la consumo cuando despierto. Otra cosa que hago durante el día es mantenerme a sombra (obviamente) y ojalá cerca del aire acondicionado o de un ventilador. Sobretodo al estar en espacios cerrados. El vestir ligera es casi una obligación cuando los grados superan incluso los 35ºC.

Muchas cosas podemos hacer en el día, como buscar al amigo que tiene piscina, arrancarnos a la playa o a un lugar más fresco, recurrir al helado o a los refrescos, abanicarnos, ducharnos con agua fría, etc. El problema es que cuando queremos dormir, y el calor es tanto que nos molesta, no podemos recurrir a estas cosas. ¿Qué hacer entonces?

Primero, usar pijama liviano, ligero y de colores claros, ya que los oscuros retienen calor. Preocuparse también de que la cama no sea tan abrigadora. En lo posible, si se puede, dejar ventilación con una ventana abierta. Tener agua a la mano o hidratarte en el día lo suficiente, ya que de lo contrario tu temperatura corporal será más elevada.

Debo decir que lo que más me ayuda a dormir bien durante una noche muy calurosa es refrescar mis pies en agua fría antes de dormir. Junto agua en la tina o en un contenedor y le doy un refrescante baño a mis pies, sumergiéndolos hasta sentirlos más frescos. Aprovecho este momento para posteriormente darles un tratamiento con cremas para humectarlos y suavizarlos. Hubo un verano en que cada noche hacía esto y mis pies estuvieron hermosos y muy bien cuidados.

Luego de eso, tiendo a refrescar con agua fría otras zonas del cuerpo que tienden a ser muy calurosas, como el cuello, vientre, etc. Cuando lo hago, me voy a la cama mucho más fresca y logro conciliar el sueño de inmediato y a sentirme mucho más a gusto y relajada.

¿Qué otra estrategia usan ustedes?



CONVERSATION

0 ya son Blogger@s:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top