Fecha de vencimiento en los alimentos

¿A quién no le ha pasado que al toparse con un producto cuya fecha de vencimiento "ocurrió" hace unos días, inmediatamente asume que el producto está malo y lo bota?


Lo de que los productos se encuentran literalmente inútiles a partir de la fecha que sale en el envase es un error de interpretación. La fecha es una referencia del momento en que el producto deja de estar fresco ( no en sus óptimas condiciones en cuanto a sabor y/o consistencia pero consumible al fin y al cabo). Si fuese del modo en que normalmente se asume el producto como vencido, esto quiere decir que lo que uno consume se empieza a poner tóxico de antes, lo que sumaría la falacia lógica de tener que calcular en cuantos días previos a la fecha que sale en el envase el producto empieza a descomponerse. Pensar que la comida está X días en excelentes condiciones y que, a partir de la fecha de vencimiento, de la noche a la mañana se hecha  a perder, es un error común, lo que ha hecho que más de alguna de nosotras por costumbre terminemos tirando a la basura alimentos sólo por lo que dice el rotulado y no por que efectivamente esté en condiciones deplorables.


Si no lo boto...¿Me atacará mientras duermo en la noche?
Es más, lo que prevalece en estos casos de frescor v/s descomposición son las condiciones que se han mantenido durante la tenencia del producto a la par de la duración "fichada" de éste. Me explico con un ejemplo:


Un fin de semana de esos de playa pasamos con mi novio de entonces a comprar cositas para las once en un almacén.  Como faltaban todavía sus buenas horas para la comida, compramos unos yogures para consumir mientras dábamos un paseo por la orilla del mar. La fecha de los envases de yogurt estaba en orden y nos fuimos con nuestras cosas a sentarnos en una banquita cerca de la arena. Pero al abrir mi yogurt no tan sólo se veía sospechoso, sino que también olía fuertemente a queso...delicioso. Me dio una lata tremenda ir a alegar al almacén, ya que a mi novio también le salió malo su yogurt (que era completamente diferente al mío) y no había otra que pensar en que los dueños de la tienda habían recurrido a la famosa leyenda urbana de que los almaceneros desconectan sus refris en la noche, por lo que me lo tomé como una experiencia más ( de no comprar más yogures en almacenes) y seguí disfrutando de la compañía y del hermoso paisaje playero que me rodeaba.

Y así, tal cual con los yogures, en otros aspectos de nuestra vida hacemos caso omiso a lo que sentimos e intuimos son respecto a otras "fechas de vencimiento". ¿Cuántas veces hemos creído que ya estamos muy viejas para hacer algo aunque nuestro cuerpo y espíritu estén llenos de energías para realizar nuestros sueños? ¿ Quién no ha dejado pasar oportunidades ya que creían tener todo el tiempo del mundo y no lo emplearon de buen modo cuando lo tenían? ¿Quién no ha descuidado su salud y sus relaciones  pensando que de esas cosas habría que preocuparse más adelante, cuando llegara el momento de hacerlo? Las fechas son guías pero no un ultimátum, siempre es mejor guiarse por nuestra guatita y atrevernos a seguir nuestros sueños aunque haya pasado el "tiempo exacto" en que debiésemos cumplirlos y, por sobre todo, no dejar que nuestros afectos, ideas, proyectos, relaciones, cuerpo y espíritu se deterioren por no contenerlos y darles el trato adecuado que se merecen.




CONVERSATION

4 ya son Blogger@s:

  1. Nuevamente me sorprendes cuando para introducir un tema partes de algo súper simple y cotidiano. Creo que todo va en el cuidado que le demos a nosotros y a los alimentos, lamentablemente hay dos tipos de personas, las que leen las fechas de vencimientos y las que no, yo he aprendido a hacerme el habito por ni novio y mi hermano de leerlas pero en realidad yo solo saco el alimento y me lo trago no veo si esta malo o no, creo que también así me comporto con mi vida y mis años y mi acciones. Pienso que nunca es demasiado tarde para estar antes de la fecha de vencimiento tal vez hay que tomar la actitud de ser miel, XD nunca seremos vencidos así

    excelente entrada Mandy

    ResponderEliminar
  2. Sí, viva la miel!!! ( igual fíjate si hay moho antes de comerte un yogurt)

    ResponderEliminar
  3. wow! que publicación más diferente...
    me llegó al corazoncito, porque vivo cuestionandome los tiempos... será tiempo ya de hacer esto, o lo otro?
    Y con los alimentoos, igual que LMM, no me fijaba en nada... sin embargo, ahora que aprendí, si lo hago, en la independecia, eso se llamaría auto-cuidado, antes... tenemos harta gente que nos protege

    ResponderEliminar
  4. Cierto, las fechas son solo números y pueden ser una referencia pero no es algo definitivo, un alimento puede estar supuestamente bueno por la fecha de vencimiento pero si no se ha mantenido en las condiciones correctas de conservacion se puede hechar a perder y vice versa. En la vida lo mismo, llegar a cierta edad y decir que ya no puedes hacer tal cosa o no hacer algo porque piensas que es demasiado pronto puede ser un error si el unico parametro es la fecha (o edad) hay que considerar el resto de los factores.

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top