Yo

Esta columna podría contener material sexual explícito, inapropiado para menores de edad.


Tuve una decepción muy grande por el pendejo de 20 que me robó el corazón. Moría de pena, no quise aceptar sus disculpas porque si lo miraba a los ojos iba a llorar declarando mi amor frente a todo el personal. Lloré camino a casa y nuevamente llegando a ella.



Le mandé un correo a Longanizamecanic, un fan de mis columnas que se atrevió a contactarme y ahora nos escribimos regularmente. No quería decirle nada especial, solo estar ahí para él y saber que él estaba.

Entre un par de tragos de más decidí que ya no me gustaba El De 20. Le declaré que no quería quererlo, pero que necesitaba una noche con él. Accedió, pero no podíamos concretar ese día. Sellamos el pacto con un apretón de manos y un piquito en los labios. Me supo a poco y me abalancé sobre él a besarlo con furia. El pendejo huyó despavorido del lugar. Les debo un próximo post con los detalles.

Pasa por la calle uno de mis grandes amigos de la vida. Fue tanta mi dicha de verlo que corrí a él y lo llené de mil besos apasionados frente a todos, incluso frente a El De 20, a minutos de haberle declarado mi amor/calentura.

Me vino la nostalgia no sé por qué. A las 5 de la madrugada me puse a llamar a El Que Espera, luego de meses de su ausencia y luego que siento que su dolor fue absolutamente superado. Realmente no sé qué quería decirle. No contestó.

Un promotor muy guapo que trabaja cerca de mi casa me ofreció ayudarme con las bolsas. Sonreí coqueta y dije que podía sola.

Hablé con la amiga que me presentó a El Que Espera. Me dijo que al parecer estaba retomando la relación con su ex... me dio entre rabia y pena. Le pedí que organizara algún panorama para verlo "casualmente", necesito disculparme por tantas barbaridades que le dije en despecho por haberme abandonado y que hasta hoy me pesan.

Miré fotos de Barman Toyboy y su "familia feliz" junto a su hijo y su ex. Me sentí demasiado alivida de alejarme de esa historia y de ese hombre que está tan feo por estos días. Igual me sigue calentando.

Extrañaba sentir cosas por El De 20, ya no lo amaba, ya ni me calentaba. El saber que podía cogerlo cuando quisiera hizo que perdiera todo el encanto. Ya no era un desafío, prácticamente tenía el triunfo en mis manos. Perdí la motivación. Me sentí vacía. Necesitaba volver a enamorarme... o calentarme.

Como tenía pena le escribí a mi Conejo. Le dije que lo voy a amar siempre, auque el mundo no lo entendía, aunque ni yo misma lo entienda. Le pedí que viniera, porque necesitaba dormir abrazada a él, porque necesitaba sentirlo dentro mío para que mi mundo se convierta de nuevo en ese caos que no entiendo y que me llama desde la irracionalidad del placer.

Ya se me había olvidado toda la pena así que quise llamar a mi Vecinito para que viniera a "entretenerme" un rato, pero me acordé de que está pololeando, así que preferí omitirle por esa noche. 

Seguía aburrida así que comencé a psicopatear al mundo por Facebook. Terminé en el de Mi Tatuador y me masturbé un rato con él. Se está haciendo demasiado habitual, creo que hasta que no concrete, lo seguirá siendo. Pero como odio que me dejen con las ganas, el orgasmo no se lo merecía y se lo dediqué a El De 20 / Conejo / Barman Toyboy. Un clímax dividido entre los polvos que tengo pendientes.

Volví a ver al promotor guapo. Nos pusimos a conversar y coquetear aunque yo iba retrasada al trabajo. Lo escuché hablar de sus músculos, sus carretes y sus rutinas de gimnasio. Fingí que era fascinante. Él se despidió con una seña con la mano, yo me acerqué y le di un beso "cuneteado". A la próxima lo invito a un trago.

Busqué por Whatsapp a un amigo con el que nos alejamos porque habló feo de mí. Dijo que estaba deseperada y cosas de ese estilo. Me desilusionó mucho, pero igual lo extraño. Le dije que quería abrazarlo, me dijo que fuera a su casa por mis apapachos. Creo que la mejor decisión fue no ir. Al final terminamos hablando del amor y de lo irracional que soy al respecto. Quiero tanto de la guata y sin neuronas que incluso pasé su traición por alto y por un instante sentí que quería volver a acurrucarme a su lado como lo hacíamos antes.

Llamó mi Conejo. Discutimos un rato porque le conté que me gusta El De 20. Teme que lo olvide. Lo calmé diciendo que es diferente, que nunca ningún amor se va a comparar a él, no eran palabras vacías. Al final nos reconciliamos y tuvimos sexo telefónico.

Respondió el mail Longanizamecanic. Debo confesar que me dieron un par de cosquillitas en la panza sus palabras. Me dan ganas de verlo, pero me asusta romper la magia del anonimato, o que simplemente no me guste, porque me gustaría que me gustase.

Le escribí a El De 20, para decirle que lo que dije ebria lo sostengo sobria. Que ya hice mi jugada, ahora solo depende de él si hace la suya o no. "Leído".

Soñé con el Innombrable. Cada vez que lo sueño termino viendolo, parece que de alguna forma siempre lo traigo a mi vida. Desperté solo del susto de volver a verlo. Al volver a dormir tuve un sueño casi-erótico con la pareja de una amiga. Fue tan absurdo que al despertar le escribí para contarle y nos reímos de ello.

Ahora le acabo de escribir por Facebook a Mi Tatuador para decirle que es injusto que me provoque viéndose tan guapo en su nueva foto de perfil. También le escribí a mi amigo con el que me encontré en la noche de copas para decirle que quiero más besos. 

Mañana tengo turno en el trabajo con El de 20 y no dejo de pensar en lo guapo que se ve con su nuevo corte de pelo. Tengo que acostarme con él antes de fin de año.

Así transcurren mis días. Llena de hombres y con ninguno a la vez. Una mujer independiente y demasiado dependiente a la vez. Quiero amar y me da miedo. No quiero amar, pero me siento vacía. El sexo no siempre me satisface y hacer el amor es demasiado complejo. Amo sin medida, me mido para amar. Quiero de maneras extrañas. Mis sueños me traicionan. A veces soy tan La Churro, con sus cochinadas y lanzarse a la vida. A veces me siento más como una Penélope, que espera día a día el amor. Al final creo que soy más bien la representación de una María Magdalena, puta asumida, un poco arrepentida, enamorada de lo inalcanzable, apasionada, pecadora y devota... al final nadie más que ella sabe la verdad de su historia. 

No me entiendo ni yo misma, ¿cómo puedo esperar que algún hombre me entienda? Me agoto. No me entiendan, ámenme, deséenme, idolátrenme, suéñenme en noches ardientes. Fuera del cliché... es tan difícil ser yo misma. Pero no quiero ser distinta, me gusto yo y mis complejidades, me gustan mis amores retorcidos, mis calenturas insoportables y los miles de hombres en mi vida. Los amo y me amo. Y si no fuera así, ¿quién las divertiría con sus complejidades? 

Este post es tan raro, que igual que yo, no tiene final.

Y si quieren conocer mejor a los hombres de mi vida, tienen lectura para rato en los siguientes enlaces: ConejoBarman ToyboyEl Que EsperaMi TatuadorEl De 20Vecinito y del Innombrable, obviamente, no se habla.



CONVERSATION

3 ya son Blogger@s:

  1. Grande churro Hola un gusto escribirte.
    Sabes por estos dias andamos iguales llena de hombres y sin ninguno a la vez,Es la epoca del año creo nos ponemos irremediablemente nostalgicas por un cariñito.Lo unico claro que tengo es que no pierdo jamas la esperanza de encontrar ese hombre que me nueva el mundo por ahora disfrutemos mas bien dicho gozemos a los equivocados mientras llega el indicado.Claudia.

    ResponderEliminar
  2. Churrito, me encanta leer tus entradas, eres muy divertida y siempre me sorprendes con tus historias y cambios de ánimo, no te preocupes si no te entiendes, creo que eso nos pasa a todos a veces y no hay que esperar que otros nos entiendan, solo disfrutar esas sensaciones irracionales y contradictorias que hacen que el dia valga la pena.
    Gracias por cada una de las entradas que has hecho este año, es un placer leerte y espero seguir haciendolo por mucho tiempo.

    Que pases una feliz navidad churrito, te mando un abrazo bien apretado ;)

    ResponderEliminar
  3. Siento una especie de identificación con lo que describes, igual soy una persona un tanto extraña,pero muy inexperta .despues de dos innombrables la verdad es que solo quisiera cogerme a medio mundo sin cursileria de por medio, soy de esas personas que son catalogadas como niñas buenas, pero LA verdad,tengo una mente perversa jajaja quisiera permitirme eso y dejar de pensar en el que diran, no he estado con menos hombres que dedos en mi mano, quiero permitirme eso; dejar salir a mi puts interior, no me interesa el romance por ahora.

    ResponderEliminar

Todo comentario que no tenga relación con el post o sobrepase los límites de la libre expresión, será moderado y no saldrá publicado.

Back
to top